Garbiñe Muguruza
La tenista española Garbiñe Muguruza devuelve una bola a la tenista rusa Svetlana Kuznetsova, durante el partido que disputaron el lunes 4 de abril de 2015. CHEMA MOYA / EFE

La rusa Svetlana Kuznetsova, excampeona de Roland Garros en 2009, dejó fuera de combate a la española Garbiñe Muguruza por 6-3, 5-7 y 7-5 en dos horas y 32 minutos en la segunda ronda del torneo de Madrid.

Con la derrota de Muguruza solo sigue adelante en individuales Carla Suárez de las seis españolas que comenzaron el torneo

En el primer enfrentamiento entre ambas que sirvió para abrir el turno en la pista Manolo Santana de la Caja Mágica, el juego envolvente de la rusa desesperó a Garbiñe, que fiel a su máxima, "mi principal problema es la falta de constancia", sucumbió en los momentos finales del partido, cuando de nuevo como en el segundo set había remontado un 4-2 adverso.

"Estás dudando, te quedas a medias, cambia el ritmo de las piernas, mete intensidad, entra y sal, y cuando puedas juega la bola rápido, las piernas a tope, el partido está en tus manos", fueron los milagrosos consejos del entrenador de Garbiñe, Alejo Mancisidor, que sirvieron para salvar el segundo parcial.

Pero en el tercero Muguruza se dejó atrapar de nuevo por el inteligente juego de "Sveta", que además se valió de su servicio (ocho directos, dos más que Garbiñe) y que se ayudó de las diez dobles faltas, en total, de Muguruza.

La rotura del undécimo juego del último set fue una prueba del desencanto de la segunda mejor raqueta española. Fueron tres fallos casi seguidos, una dejada, una fácil volea de revés a dos manos, y de nuevo otra doble falta. Kuznetsova sentenció a continuación con facilidad, para situarse cerca de su mejor actuación en Madrid, los octavos en 2013.

"El top-ten es algo ambiguo"

Tras su eliminación, la hispanovenezolana señaló que no se agobia ante el objetivo de situarse entre las diez primeras del mundo y que considera todo eso "algo ambiguo". "No estoy pensando para ya llegar al top-ten. Creo que llegaré si sigo haciendo las cosas bien. Hay que marcarse objetivos más a corto plazo. Pensar en ese grupo es demasiado, tengo que pulir detalles, mejorar y no pensar en eso", señaló.

Antes tenía una mentalidad más débil. Me veía perdida antes de tiempo

"Me gusta mucho el 'show', las pistas centrales, mucha gente, rivales que te reten y sea un logro batirlas. Mi objetivo es ser más constante en los partidos que te dan la oportunidad de encontrarte con las buenas en las pistas centrales. No perder partidos contra jugadoras que tienen peor ránking que tú. Es lo más importante para mí y lo más difícil", razonó Garbiñe.

"Antes tenía una mentalidad más débil. Me veía perdida antes de tiempo. Ahora no me doy por perdida y, si sigo, voy a tener mi oportunidad. Todas nos ponemos nerviosas y tenemos que contar con eso. Cuando sigo y no me deprimo, o le doy la vuelta al partido, o pierdo con posibilidades, eso me gusta", dijo.

"La gente tiene muchas expectativas en mí. Al empezar el año, decía que iba a intentar hacerlo mejor que el año pasado, ser más constante. Voy bien y estoy muy ilusionada por seguir subiendo. El chip mental es el que no te deja, es como un enano que tienes ahí en la espalda", admitió Muguruza.