Garbiñe Muguruza
La tenista española Garbiñe Muguruza reacciona con tristeza por su derrota ante la belga Alison Van Uytvanck. Gerry Penny / EFE

La ilusión de la española Garbiñe Muguruza y su deseo de ganar por segundo año consecutivo el torneo de Wimbledon quedó hecho añicos al ser derrotada por la belga Alison van Uytvanck, 47 del mundo, de 24 años, este jueves por 5-7, 6-2 y 6-1 en la segunda ronda, en algo menos de dos horas.

Tras ganar el primer set con muchas dificultades después de ir abajo 4-2, Garbiñe se diluyó ante el rocoso juego de la belga, una rival a la que la española había derrotado antes, en 2014 en Florianopolis (Brasil) en el único precedente anterior.

"Mi nivel no fue el que debía ser", comenzó Garbiñe en inglés. "Ella jugó muy bien y quizás ha tenido mejores golpes que yo y se ha adaptado mucho mejor que yo a la hierba", aseguró la española. "Para mi fue muy complicado ante una jugadora que le salía todo y que tenía un gran día y no se dio el mío", prosiguió.

La jugadora belga, ganadora de dos títulos en su carrera, Quebec el pasado año, y Budapest en este, castigó a la española con 29 golpes ganadores, por 18 de Garbiñe, rompió el servicio de Muguruza en siete ocasiones, y mostró una gran solidez en las dos últimas mangas para ganar el encuentro con 91 puntos por 75 de su rival.

"Tiene un juego muy agresivo, muy bueno para la hierba", comentó sobre su rival. "Ha tenido mas éxitos con sus golpes, y yo no la he hecho sentir incómoda. Ha sacado bien y la siguiente bola que jugaba era sido muy agresiva. Ha tomado el control muy rápido y luego ha sabido defenderse muy bien con el cortado", dijo la campeona del año pasado que tras este resultado y a expensas de lo que suceda en el torneo figura ya sexta.

"Cuando vea este partido y hable, sacaré cosas positivas", razonó Garbiñe en tono de autocrítica. "Ahora estoy triste, tengo que aprender para cuando lleguen estas situaciones y pueda elevar mi nivel para que ella o cualquier otra jugadora no se sienta tan cómoda", explicó.

En la pista número dos del All England Club, Vilvoorde inauguró su casillero de victorias ante una jugadora situada entre las diez primeras con Muguruza. Y ahora se enfrentará en tercera ronda contra la estonia Anett Kontaveit (28) que derrotó a la estadounidense Jennifer Brady por 6-2 y 7-6 (4).

Uytvanck juega Wimbledon por quinta vez en su carrera, y forma parte de las cuatro representantes de este país que habían llegado a la segunda ronda: Flipkens, Mertens y Wickmayer. La mejor belga de la historia en Wimbledon ha sido Justine Henin finalista en 2001 y 2006.

La derrota de Garbiñe, que ha ganado este año únicamente el torneo de Monterrey, se suma a las cosechadas en la segunda ronda del Abierto de Australia ante la taiwanesa Su-Wei Hsieh y en las semifinales de Roland Garros ante la ruana Simona Halep, a la postre ganadora.

Con la derrota de Muguruza, solo Rafael Nadal, que hoy se impuso al kazajo Mihail Kukushkin, y Carla Suárez, que hizo lo propio con Sara Sorribes, permanecen en el torneo, de los 12 (8 chicos y 4 chicas) que iniciaron este tercer Grand Slam de la temporada.