Al final terminó ganando Rafa Nadal Roland Garros, y yo me alegro un montón por él. Creo que en la final supo aplicar la táctica adecuada, jugándole mucho al revés de Federer y mandando esas bolas que tan difíciles son de devolver.

Nadal sabe darle a la pelota el efecto necesario para que sus rivales las pasen canutas. En el segundo set, Roger Federer supo reaccionar, tomó la delantera y lo terminó ganando, pero Nadal tiene una moral fortísima y supo reaccionar en los otros dos sets, que yo creo ganó con claridad.

De todas formas, lo que está claro es que, de momento, no hay nadie que haga sombra a Rafa Nadal y Roger Federer, los dos mejores tenistas del mundo, sin ninguna duda. Por detrás de ellos, Davydenko y Djokovic han demostrado una gran proyección. Ahora, la temporada cambia la tierra batida por la hierba con todos pensando en Wimbledon. En el torneo londinense, el gran favorito será Federer, que llega a su superficie predilecta, donde el saque y la volea son la clave.