Galliani, agredido por unos ultras del Nápoles en su coche

  • Unos 50 seguidores del Nápoles pararon el vehículo en el que Galliani se dirigía al aeropuerto.
  • A pesar de que el dirigente del Milan iba escoltado por la policía, lanzaron piedras contra las lunas y escupieron al coche.
  • El origen de la agresión podría encontrarse en una polémica jugada del encuentro.
El vicepresidente del Milan, Adriano Galliani, entra en las instalaciones del Camp Nou para retomar las negociaciones por Ronaldinho.
El vicepresidente del Milan, Adriano Galliani, entra en las instalaciones del Camp Nou para retomar las negociaciones por Ronaldinho.
EFE

El vicepresidente del Milan, Adriano Galliani, fue agredido por unos 50 ultras del Nápoles después del partido que enfrentó a los dos equipos en la noche del domingo (0-0) y mientras viajaba en su coche, según el diario deportivo La Gazzetta dello Sport.

Los seguidores del Nápoles pararon el vehículo en el que Galliani se dirigía al aeropuerto napolitano de Capodichino y, a pesar de que el dirigente del Milan iba ya escoltado por la policía, lanzaron piedras contra las lunas y escupieron al coche.

El incidente se produjo en una de las autopistas que salen de Nápoles, donde los ultras insultaron al administrador delegado milanista y rajaron una de las ruedas de su automóvil. La patrulla que escoltaba a Galliani tuvo que pedir refuerzos, y una vez llegados, una decena de agentes antidisturbios protegieron el vehículo durante diez minutos, mientras la rueda dañada era cambiada.

El agredido no hizo ninguna declaración a su llegada al aeropuerto de Nápoles, ni tampoco en el aeropuerto de Milán. Según el diario deportivo, la razón de esta agresión se encuentra en una polémica jugada del partido, en la que el árbitro anuló un gol del centrocampista del Napoles Marek Hamsik, que incluso el entrenador del Milán, Carlo Ancelotti, ha reconocido que "fue legal".

Sin embargo, los disturbios habían comenzado ya durante el partido, ya que los hinchas del Milan y del Nápoles se lanzaron en varias ocasiones bombas de humo y petardos, e incluso un pequeño "cóctel molotov" que prendió fuego a las tres primeras filas del graderío en el que se encontraba la afición milanista.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento