Fernando Alonso
Fernando Alonso, con Toyota, en el paddock de una prueba del WEC. Toyota Gazoo Racing

Fernando Alonso está disfrutando estos días de unos días de descanso antes de dos meses en los que se decidirá buena parte de su futuro y tratará de escribir otra línea más en la historia del automovilismo. El asturiano disputará el 26 de mayo las 500 millas de Indianápolis, pero antes tendrá que cumplir con los preceptivos test en Indy del próximo 24 de abril.

Ver esta publicación en Instagram

Vamos vamos que el tiempo ya acompaña 🚴‍♂️☀️ @mmrbikes

Una publicación compartida de Fernando Alonso (@fernandoalo_oficial) el15 Abr, 2019 a las 6:32 PDT

Entre una cita y otra tendrá que disputar las 6 horas de Spa, la penúltima prueba del Mundial de Resistencia en la que además tendrá las primeras opciones matemáticas de proclamarse campeón del mundo junto a sus compañeros Sebastien Buemi y Kazuki Nakajima. Alonso hará un parón en sus pensamientos para Indianápolis, pero sólo ese fin de semana.

Una vez completada la cita estadounidense, sea o no como ganador y por tanto rey del trono de la Triple Corona, tendrá que ponerse manos a la obra para pensar en las 24 horas de Le Mans con la que pondrá el broche de oro a su primer año como piloto de resistencia. Más allá del fin de semana del 15 y 16 de junio, no hay nada.

Alonso y Toyota, a día de hoy, no han llegado a un acuerdo para continuar. El español no quiere atarse una temporada más a la escuadra nipona si no sabe qué es lo que va a ocurrir en el WEC, cuyo cambio normativo llevará a los actuales LMP1, la máxima categoría, a una futura categoría de 'Hypercars', cuyo reglamento se está acabando de pulir aún. Las dudas acerca de este cambio, para el que Toyota también está trabajando con expectativas, es uno de los principales escollos para que siga.

La motivación de Alonso para la aventura del Mundial de Resistencia también es distinta ahora que hace un año. Ganador de las 24 horas de Le Mans y gran favorito para ser campeón del mundo, es consciente de que tiene muchos retos por delante para seguir cumpliendo con su gran sueño de convertirse en el piloto más completo del mundo en todas las disciplinas. Uno de ellos es el Dakar, que estrenará escenario en 2020, y para el que Alonso aún no ha cerrado la puerta.

Toyota busca sustituto a Alonso

Ante la eventualidad de que el bicampeón del mundo de Fórmula 1 no firme su continuidad, Toyota ya ha empezado a tantear un posible sustituto. El favorito es el neozelandés Brendon Hartley, cuya experiencia en la Resistencia y su juventud le convierte en un candidato perfecto.

Hartley, que salió de la Fórmula 1 tras unos resultados algo pobres con Toro Rosso, acaba de ser confirmado como sustituto de Jenson Button en SMP Racing número 11 para las 6 Horas de Spa y, con total probabilidad, también competirá en Le Mans con el equipo ruso. No obstante, él no cierra la puerta a compaginarlo con otras categorías, como la Fórmula E. Acaba de realizar unos test en el circuito tarragonés de Calafat, con Porsche.