El futbolista brasileño Alex Sandro de Souza Pereira, del Matonense de la segunda división, murió el domingo al sufrir una parada cardiorrespiratoria cuando jugaba un partido en el municipio paulista de Avaré, según informan medios locales de prensa.

Sus compañeros intentaron en vano reanimarlo, como muestran imágenes de la televisión, pero murió antes de llegar al hospital, según informó a la prensa un médico.

Al conocer la noticia del fallecimiento del jugador, una tía del jugador, de 50 años, sufrió un ataque cardiaco y murió, según declararon familiares.

La muerte súbita de Alex, de 29 años, en plena cancha ocurre dos años después del caso del defensa Serginho, jugador del Sao Caetano, que murió cuando jugaba contra el Sao Paulo un partido de la primera división.

Otras dos muertes durante los años ochenta

El defensor Beto, del Moto Clube, murió de un infarto durante un partido un partido contra el Tocantins, el 14 de setiembre de 1985, en la ciudad de Sao Luis.

Tres años antes, el lateral derecho Carlos Alberto Barbosa, del Sport, murió en partido contra el XV de Jaú, por el mismo motivo.