Su equipo le da una segunda oportunidad, pese a sus problemas con el alcohol

  • Mao Jianqing, del Shanghai Shenhua, fue detenido por participar borracho en una pelea, tras perder su equipo la Superliga.
  • Su club pensó en despedirle, pero le ha readmitido.
  • "El alcohol es muy perjudicial para mí y espero poder dejarlo",  afirmó el jugador tras salir de la cárcel.
Jonathan Zebina, del Juventus (izq) lucha por un balón con Mao Jianqing, del Shanghai Shenhua.
Jonathan Zebina, del Juventus (izq) lucha por un balón con Mao Jianqing, del Shanghai Shenhua.
AP

Mao Jianqing, el futbolista del equipo chino Shanghai Shenhua detenido la semana pasada en esa ciudad por participar tras perder la Superliga de China, en estado de embriaguez, en una pelea que se saldó con un hombre y dos mujeres heridos de levedad, recibirá una segunda oportunidad de su club y no será despedido por ello.

"El alcohol es muy perjudicial para mí y espero poder dejarlo", se disculpó el jugador durante una comparecencia pública en el centro de entrenamiento del Shenhua, a las pocas horas de salir de prisión, después de pasar, tras el altercado, una semana entre rejas, informó hoy el diario Shanghai Daily.No

"Haré todo lo posible para no beber más alcohol en el futuro", añadió Mao, quien fue puesto en libertad..

Una semana encarcelado

El club ha decidido "hacer una excepción con Mao y darle "una nueva oportunidad" en vez de despedirle, a pesar de la mala imagen que este incidente ha reportado a la entidad, explicó por su parte Zhang Defa, el abogado del equipo.

"Mao, como todos sabemos, es un joven y talentoso jugador de fútbol", declaró Zhang, y "su dependencia del alcohol es el motivo por el que a menudo juega bien en el primer tiempo y peor en el segundo".

Además, Mao ha sido descartado para participar en la Copa de Naciones de Asia de 2011 con la selección de fútbol de China a causa de la pelea.

Más implicados en el pelea

En la trifulca por la que fue encarcelado durante una semana se vieron implicados también otro jugador del Shenhua sobre el que el club no ha hecho declaraciones, Liu Yintao, y Xu Yong, comentarista deportivo de la televisión local y ex baloncestista de los Shanghai Sharks (antiguo equipo de Yao Ming).

La pelea se inició cuando Xu Jianping, antiguo jugador de la selección china de fútbol, que comía en otra mesa, le dedicó un brindis a una de las acompañantes del comentarista deportivo, que estaba cenando con él y con los jugadores del Shenhua.

Los dos futbolistas del club shanghainés se enfadaron por el incidente y originaron una pelea en la que agredieron a Xu con botellas de cerveza y un cenicero.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento