Platini
Platini, presidente de la UEFA, en una foto de archivo (Reuters). Reuters

La UEFA aconseja a los equipos que no tiren la pelota fuera en caso de que haya un jugador tendido en el terreno de juego, pues entiende que debe ser el árbitro quien decida si es necesario o no detener el partido.

La última polémica al respecto en la liga española se produjo en el Levante-Athletic. Aritz Aduriz marcó el 0-2 con un rival tendido en el suelo, lo cual alimentó la polémica de siempre, la de cómo se debe actuar cuando un contrario queda tendido en el terreno de juego, debido, supuestamente, a un percance físico.

El máximo organismo europeo del fútbol ha tomado la decisión de que debe ser el árbitro quien determine si se debe detener el juego, después de que muchas federaciones hayan aconsejado a los clubes que sea el árbitro quien decida y no los jugadores como sucede en la mayoría de ocasiones.

El lesionado sólo podrá volver al campo cuando el partido se haya reiniciado

Además, según el apartado número 5 de las 'reglas del juego' el árbitro detendrá el partido si, según su opinión, un jugador está lesionado de gravedad y se asegurará de que salga del terreno de juego. El lesionado sólo podrá volver al campo cuando el partido se haya reiniciado.

La UEFA, que tomó esta determinación durante el seminario para árbitros y asistentes UEFA de elite, cuyas conclusiones se han publicado recientemente, asegura que, además, cuando un equipo lanza el balón fuera no debe esperar que el contrario le devuelva la posesión.

Asimismo, también insta a los árbitros a no perdonar los agarrones en el área, una práctica que cada vez se extiende más en los partidos, según ha detectado la UEFA.