José Antonio Reyes, extremo zurdo del Real Madrid, pudo ejercitarse junto a sus compañeros y dejó en anécdota el susto que protagonizó ayer, cuando se dañó un hombro en una mala caída , que no impedirá que sea una de las novedades de la lista de Fabio Capello para enfrentarse a Osasuna.

A falta de un entrenamiento y salvo sorpresa de última hora, como la que ocurrió la pasada semana cuando Reyes sintió unas leves molestias en su rodilla en la última sesión previa a la visita a Vigo, el jugador andaluz podrá jugar ante Osasuna.

Suave entrenamiento de los blancos

En el suave entrenamiento a la carta que los jugadores del Real Madrid tienen dos días antes del partido de Liga, Reyes fue uno más y se divirtió en los partidos de "futvoley", sin notar molestias en su rodilla recuperada de un esguince ni en el hombro derecho, en el que ayer sufrió un "esguince de la articulación acromio-clavicular".

Reyes presenció una evolución positiva del golpe de ayer en la revisión médica a la que fue sometido

En los minutos previos al entrenamiento de hoy, Reyes presenció una evolución positiva del golpe de ayer en la revisión médica a la que fue sometido, y pudo entrenar con normalidad. Cayó lesionado ante el Getafe el 4 marzo de 2007, por lo que si entra en la lista de convocados que Capello ofrecerá mañana, regresará al equipo un mes y cuatro días después.