Zidane
Zidane, justo después de dar el cabezazo a Materazzi. (Reuters) Peter Schols

Está claro que los deportistas no sólo son conocidos por su enorme calidad, sus elevados sueldos o sus títulos conseguidos.

Muchos de ellos saltan a la fama por los insultos -tanto emitidos como recibidos- que hacen que sean noticia por todo esto menos por los logros deportivos.

Y sobre eso ha elaborado el periódico The Times una curiosa lista, que incluye los peores insultos en el mundo del deporte. Casi todos en el fútbol.

Lideran Zidane y Materazzi

Liderando este ránking se encuentra el insulto de Materazzi a Zidane. Aunque nadie sabe con certeza lo que le dijo el italiano, la desorbitada reacción del crack francés hace imaginarse algo muy gordo. Siempre se ha rumoreado que fue un insulto racista o dirigido hacia su familia.

En segundo lugar se encuentra el agravio entre los capitanes de cricket de Australia y Zimbabwe. Eddo Brandes provocó a su rival: "¿Por qué estás tan gordo que apenas puedes jugar?". La respuesta de su rival fue demoledora: "Quizá sea porque cada vez que me levanto de tu cama tu esposa me da una galleta de chocolate".

Keane dejó esta perla poco después de ser expulsado de la concentración irlandesa en el verano de 2002. "Tu fuiste una mierda de jugador, una mierda de entrenador. La única razón por la que he tenido relación contigo es porque, nadie sabe como, eres seleccionador de mi país y ni siquiera eres irlandés, eres inglés". Todo dirigido a McCarthy.

Siguiendo con el fútbol, Giovanni Trapattoni, fue así de contundente a la hora de responder si iba a convocar o no a Di Canio con Italia: "Sólo si hay un brote de peste bubónica".

No sólo insultan los deportistas...

Pero no sólo hay más que palabras entre futbolistas. Personajes del mundo del deporte y de la cultura (periodistas, críticos, humoristas...) alguna vez han soltado su lengua a pasear.

Si el padre de David Seaman hubiese usado condón, todavía estaríamos en el Mundial (un humorista inglés)

Es el caso de un comentarista de la Premier League, cuando analizaba la noticia que decía que los cabezazos podrían dañar el cerebro de los jugadores. "No creo que golpear el balón con la cabeza provoque algún problema a los jugadores, los futbolistas ya son lo suficientemente estúpidos".

Pero mucho peor fue lo que dijo Nick Hancock, humorista británico. Comentaba la eliminación de Inglaterra en la fase final del 2002. Inglaterra cayó eliminada ante Brasil con un gol de Ronaldinho tras un claro error de Seaman. "Si el padre de David Seaman hubiese usado condón, todavía estaríamos en el Mundial".

Estos son algunos de los más curiosos, la lista completa la puedes leer en The Times.