Cani
Cani, en una jugada del Villarreal-Maribor en el Madrigal. Efe
El Villarreal se juega hoy ante el Maribor en Eslovenia una parte de sus objetivos de la temporada, ya que el equipo del chileno Manuel Pellegrini necesita remontar el 1-2 en contra del partido de ida de la
tercera ronda de la Copa Intertoto.

El deseo del club castellonense es mantener el crecimiento del equipo en Europa, tras la brillante trayectoria del pasado ejercicio en la Liga de Campeones, un objetivo que quiere conseguir a través de la Copa Intertoto.

Sin embargo, la sorpresa protagonizada por el Maribor en El Madrigal, en el partido de ida, obliga al Villarreal a apelar al orgullo y a su mayor calidad para tratar de contrarrestar la ventaja que en estos momentos atesora el conjunto esloveno.

Si el Villarreal cuenta con un nivel deportivo muy superior al de su rival, a favor del Maribor está el mayor rodaje del equipo, al llevar más días de trabajo acumulado y más partidos disputados, como se demostró en el choque de la pasada semana.

El delantero José Mari Romero, con problemas gástricos, no ha viajado a Eslovenia, después de perderse, por ese motivo, las tres últimas sesiones de entrenamientos, por lo que su plaza en la convocatoria será ocupada por Jonathan Pereira, del filial.

Respecto al equipo que perdió en la ida, Pellegrini introducirá dos cambios, ya que Josemi fue expulsado y será reemplazado por Javi Venta, mientras que en la portería estará el uruguayo Sebastián Viera en detrimento del argentino Mariano Barbosa.