Unos 200 hinchas se manifestaron hoy frente a la sede de la Asociación del Fútbol Argentino (AFA) en rechazo a la decisión de prohibir el ingreso en los estadios de los hinchas visitantes , en un intento por frenar la ola de violencia que sacude a este deporte.

Si bien participaron en la protesta hinchas de varios equipos, identificados por sus banderas y camisetas representativas, en la concentración frente al edificio de la AFA hubo presencia mayoritaria de seguidores del Racing Club y el San Lorenzo, que se enfrentarán el domingo sin público de ninguno de los dos conjuntos.

La decisión de disputar los partidos sin hinchas visitantes , que incluye a todas las categorías del fútbol argentino, fue adoptada el martes como una salida de emergencia para completar los torneos de este año y ante los permanentes hechos de violencia que se producen en los estadios.

Presidente de la AFA: No hay otro sistema que pueda asegurarnos tranquilidad


"Seguro que no deben pagar justos por pecadores, pero por el momento no hay otro sistema que pueda asegurar que podamos tener tranquilidad y parar esta bola de nieve", aseguró el presidente de la AFA, Julio Grondona.

Entre otras medidas que discutieron los dirigentes este martes figuró la supresión de puntos a los equipos cuyos seguidores provoquen hechos de violencia, aunque en principio se resolvió desestimar esta posibilidad, al menos en lo que resta de este año.

La violencia cada vez va a más

Los últimos hechos de violencia ocurrieron el domingo pasado, cuando el partido entre Independiente y Racing, uno de los "derbis" más seguidos del fútbol local, se sumó a la larga lista de encuentros que han sido suspendidos por incidentes en las gradas durante esta temporada.

Ese mismo día, cuatro periodistas fueron agredidos por hinchas de Gimnasia y Esgrima La Plata, cuya "barra brava" (hinchas violentos) también se vio envuelta en un escándalo la semana pasada, cuando un diario denunció que amenazó a los jugadores de su equipo para que perdieran un partido y perjudicaran a Estudiantes, su máximo rival.