Nuri Sahin
El centrocampista turco Nuri Sahin, a su llegada al aeropuerto de Barajas con el Real Madrid. J. J. Guillén / Efe

Una alta funcionaria de la Agencia Tributaria lideró la trama que estafó más de 6 millones de euros a más de un centenar de futbolistas y baloncestistas de las máximas categorías de España después de apropiarse de las devoluciones que les correspondían del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas (IRPF).

Se trata de un caso que ha llevado a la Fiscalía a solicitar una pena de 11 años de prisión por estafa, falsedad y aprovechamiento y uso de información privilegiada contra la que exresponsable de la Dependencia Adjunta de Asistencia y Servicios Tributarios, Leonor Sánchez-Caballero.

Hacienda revela 38 ejemplos concretos y eleva a 102 el número de posibles deportistas estafados por la funcionaria, que contó con la ayuda de su pareja y dos abogados para falsear las peticiones y hacerse con el dinero.

Entre las víctimas se encuentran exjugadores del Real Madrid, como los turcos Nuri Sahin y Hamit Altintop, a los que la acusada supuestamente distrajo casi dos millones de euros que les correspondían y que solicitó en su nombre a Hacienda falsificando la documentación.

Más de 6 millones

La trama también desvió más de medio millón perteneciente a los exjugadores del Atlético de Madrid Eduardo Salvio, Elías Mendes y Sinama Pongolle. Entre el dinero redirigido también destacan los más de 400.000 euros del exvalencianista Aly Cissokho y los cerca de 600.000 euros correspondientes a jugadores de la primera plantilla del Real Madrid y el Barcelona de baloncesto.

Los desvíos se produjeron entre febrero de 2015 y noviembre de 2016, y elevaron la cantidad estafada  a los 6.281.078,86 euros que Hacienda tenía que devolver a los deportistas.

Los acusados “solicitaban a la Agencia Tributaria devoluciones de diversas cantidades económicas a las que podían tener derecho varios jugadores de fútbol y baloncesto que habían militado en equipos españoles en años anteriores y de las que no tenían conocimiento”, según las investigaciones policiales a las que ha tenido acceso El Mundo.

Suplantación de identidad

Los fondos sustraídos “correspondían a la diferencia existente entre las retenciones de IRPF soportadas por estos jugadores como sujetos pasivos en sus declaraciones tributarias efectuadas como residentes en España y las cuotas que realmente les correspondía ingresar como sujetos pasivos no residentes”.

Los acusados suplantaban la identidad de los deportistas ante el Fisco y presentaban una documentación falsa para recibir la devolución, por lo que también llegaban a falsificar la firma de los deportistas.

Los estafados por esta trama son principalmente deportistas poco conocidos de clubes como Sevilla, Osasuna, Málaga, pero entre ellos destaca el exmadridista Sahin, a quien le arrebataron 1.212.158 euros.