Tour de Francia
El ciclista francés Romain Bardet (izq) intenta, sin éxito, descolgar al británico Christopher Froome, en la última etapa alpina del Tour de Francia. EFE

El francés Romain Barguil logró este jueves en la cima del Izoard, última etapa montañosa del Tour de Francia, su segundo triunfo en esta edición de la carrera, mientras que el británico Chris Froome afianzó el maillot amarillo de líder.

El mismo día en el que se garantizó el maillot de rey de la montaña, Barguil añadió un triunfo de prestigio al que había conseguido en Foix en la decimotercera etapa.

Froome afrontará la crono con 23 segundos de ventaja sobre Bardet y 29 sobre Urán

En la lucha por la general, el francés Romain Bardet, tercero en la etapa, sumó cuatro segundos de bonificación que le permitieron arrebatar el segundo puesto de la general al colombiano Rigoberto Urán.

Tras una etapa de transición mañana, aunque exigente por ser muy larga, la ronda gala se decidirá el sábado en la contrarreloj de Marsella (23 km), donde Froome tendrá todo de cara para añadir un cuarto Tour de Francia a su palmarés.

El corredor británico cuenta con 23 segundos de ventaja sobre Bardet y 29 sobre Urán, siendo además mejor especialista que sus rivales en la lucha contra el crono.

Cuarto clasificado es el español Mikel Landa, que en Izoard ascendió un peldaño en la general tras un nuevo desfallecimiento del italiano Fabio Aru, que se dejó 1.02 con respecto a Froome y ya está a 1.55 en la general. Landa, que atacó en las rampas de Izoard, está a 1.07 del podio.

Alberto Contador, por su parte, realizó un último intento de ganar una etapa en la presente edición, aunque sin éxito. El de Pinto trató de escaparse en Izoard, pero acabó cediendo 49 segundos con Froome y es décimo en la general a 8.34.

Contador: "Las sensaciones han sido malas"

Tras bajarse de la bici, Contador admitió que no tuvo fuerzas para luchar por la victoria en Izoard: "Las sensaciones han sido muy malas todo el día por el esfuerzo de ayer. Lo intenté al final, pero fue una pena porque no tuve las piernas de ayer. Además hubo un parón, traté de ir delante, pero no es el Tour que yo quería", destacó.

Aún quedan dos etapas, pero sí, Froome ya es ganador

"He ido a más, cada vez me he ido encontrando mejor, y por eso me voy a ir contento. En cuento a victorias ha sido uno de los peores Tours, pero a nivel de satisfacciones ha sido de los mejores por las muestras de cariño. Disfruto como nunca, hay que ver la rentabilidad publicitaria y estoy encantado de formar parte de ello", aseguró.

Contador señaló que "fue muy difícil aguantar el ritmo del francés Barguil, un corredor que cambia mucho de ritmo". Aunque el madrileño trató de aprovechar la presencia de Mollema, "fue imposible seguir al francés".

Sobre si Froome ya es ganador del Tour, Contador no tiene dudas: "Aún quedan dos etapas, pero sí, Froome ya es ganador".

Mikel Landa, compañero de Froome en el Sky, también ve al británico en lo alto del podio de París. "Froome lo tiene cerca, pero el Tour no se acaba hasta la última línea de París. No nos podemos relajar, pero está claro que lo tiene muy bien y es el favorito en la crono", dijo.

Cuarto en la general, el vasco considera difícil atacar el podio: "Lo tengo complicado porque estoy a 1.07 minutos de los rivales directos y lo van a poner muy difícil".