Chris Froome
El ciclista británico Chris Froome, entrenando en Palma de Mallorca. GTRES

El equipo Sky ha anunciado este lunes que Chris Froome participará en la Vuelta a Andalucía, que se disputará entre los días 14 y 18 de febrero, mientras la Unión Ciclista Internacional (UCI) sigue analizando un posible castigo por su resultado adverso por salbutamol durante la última Vuelta a España.

"Confío en que podremos llegar al fondo de lo que ha sucedido y estoy trabajando duro con el equipo para lograrlo. Obviamente, entiendo que esta situación ha creado mucha incertidumbre. Entiendo completamente por qué ha habido tanto interés y especulación. Espero que la gente aprecie que hay límites a lo que puedo decir mientras el proceso todavía está en curso, pero nadie es más fuerte que yo para superar esto lo más rápido posible", explicó Froome en la web de su equipo.

Por su parte, el director del equipo, Dave Brailsford, no ocultó que están viviendo "circunstancias difíciles". "Es importante para todas las partes que este proceso se lleve a cabo de manera justa antes de llegar a una conclusión final. Es una situación compleja, pero estamos trabajando tan duro como podemos con Chris para resolver las cosas lo antes posible", detalló.

Hace dos semanas, el presidente de la UCI, David Lappartient, opinó que el Team Sky debía "suspender" temporalmente a Froome, cuatro veces ganador del Tour de Francia y de una Vuelta a España, hasta la resolución del posible caso de dopaje al haber dado positivo por un medicamento para el asma.

"El Team Sky debería suspender a Froome. Sin embargo, a mí no me compete interferir. Sin entrar en la cuestión de la culpabilidad, sería más simple para todos", aseguró el presidente de la UCI en declaraciones a 'Le Telegramme', donde vaticinó "una larga batalla judicial que puede durar al menos un año".

Froome, que niega haber incumplido las normas antidopaje, podría perder el título de La Vuelta a España ganada el año pasado al no pasar un control rutinario de orina durante la última ronda española por un nivel excesivo de Salbutamol, una sustancia permitida como medicamento para el asma hasta los 1000 nanogramos/mililitro, mientras que Froome dio 2000 ng/ml.