El equipo se encuentra situado en la última posición en la Liga Asobal y mañana tendrá que buscar la remontada en el Pabellón O Gatañal, ante el Viborg, en los dieciseisavos de final de la Copa EHF. Los gallegos tienen una dura tarea por delante, ya que salieron estrepitosamente derrotados de tierras danesas por 32 a 20.