Freire en Londres
Óscar Freire posa en Londres en la previa al comienzo del Tour 2007. AGENCIAS

Óscar Freire no tomará este sábado la salida de la séptima etapa del Tour de Francia, debido a las molestias que le provoca el forúnculo que sufre desde el inicio de la carrera, según indicó en la tarde del viernes el director del equipo, Erik Breukink.

El español, segundo en las dos últimas etapas, ha decido no afrontar las primeras citas con la montaña en los Alpes para recuperarse del problema y afrontar otros objetivos de la temporada. A sus 31 años y tres veces campeón del mundo, no ha logrado su objetivo de ganar su cuarta victoria de etapa en el Tour, pese a que ha rondado el triunfo en casi todas las jornadas.

Además de los dos segundos puestos en Autun y Bourg-en-Bresse, el tricampeón del mundo fue tercero en la cuarta etapa con final en Joigny, séptimo en la primera en Canterbury y noveno en la segunda con final en la localidad belga de Gante.

Su participación en el Tour peligró antes del inicio de la competición a causa de un forúnculo que le provocaba molestias. Pese a todo, Freire decidió tomar la salida, aunque al final de cada etapa ha señalado que el problema persistía e, incluso, se agravaba.