Selección de Estados Unidos
La Selección femenina de fútbol de Estados Unidos celebra uno de los tantos de Rapinoe EFE

Estados Unidos ya está en semifinales del Mundial femenino de Fútbol tras vencer en cuartos a la anfitriona, Francia, por 1-2, con dos tantos de Megan Rapinoe, la capitana.

El equipo norteamericano, tres veces ganador del torneo y actual campeón, impuso su condición favorita ante una Francia que, pese a estar en un estadio a rebosar de aficionados vibrando con ellas, no pudieron con el gigante que es USA.

En la primera parte, Estados Unidos apenas dio opción a Francia y lideró el juego, con una Rapinoe incontestable que lideró a su selección. El primer tanto de la futbolista del Seattle Reign llegó apenas a los cinco minutos de partido, de falta.

El segundo, ya sobrepasada la hora de partido. Un remate con la derecha desde el centro del área tras asistencia de Tobin Heath. Las norteamericanas lograron un tercer tanto, anulado por fuera de juego.

A partir de ahí, Francia se dio cuenta de que se estaba quedando fuera de su mundial y subió las revoluciones de golpe. Comenzó, sobre todo en los últimos quince minutos, un asedio francés a la meta estadounidense, con premio en el 80: un gol de Wendie Renard que acortaba distancias, daba alas a Francia y animaba al estadio.

Francia siguió intentándolo hasta el final, pero no halló fortuna y se despide de 'su' Mundial tras mostrar una gran imagen. Estados Unidos sigue avanzando hacia el título, para el que es favorita, si Inglaterra, su rival en semifinales, lo permite.