Gauvin
Gauvin, marcando para Francia. EFE

Un gol de Amandine Henry, al comenzar la segunda parte de la prórroga, dio a Francia la victoria ante Brasil y el pase a cuartos de final de la Copa Mundial femenina. Su rival en la siguiente ronda saldrá del duelo entre España y Estados Unidos, que se disputa este lunes.

La responsabilidad de la anfitriona la atenazó por momentos, exigida por las expectativas que recorren el país estos días. Brasil se atrevió a desafiar el favoritismo del cuadro francés. A partir de la posesión (45-55 al descanso) contabilizó cinco tiros en la primera mitad. Le faltó algo más de determinación y de acierto para poder batir a Bouhaddi.

La selección francesa también buscó su gol en el primer periodo, pero el VAR alargó el 0-0 por una infracción de Gauvin sobre Barbara. Sí pudo gritar gol la atacante gala en el arranque de la segunda mitad. Diani le sirvió un balón medido después de una internada desde el flanco derecho. Entonces sí, Gauvin batió a la portera brasileña.

En desventaja, el conjunto sudamericano no bajó los brazos y reequilibró el duelo por mediación de Thaisa. La Canarinha confirmaba, así, que no estaba en este Mundial de paso, recuperada de la racha de nueve derrotas consecutivas que le paralizó de camino a Francia.

La veteranía de Formiga y de Cristiane y la jerarquía de Marta le permitieron dejar atrás la fase de grupos. Ya en octavos, pretendió poner contra las cuerdas a la anfitriona. Amenazó incluso con eliminarla en el Stade Océane de Le Havre al forzar la prórroga.

Debinha disfrutó de un mano a mano ante Bouhaddi, pero Bathy evitó el naufragio 'bleu' prácticamente sobre la línea. Esa acción resultó tan determinante como el tanto de  Henry. La centrocampista del Olympique de Lyon mantuvo en marcha el sueño de todo un país. Francia detuvo el contador de Brasil y de la histórica Marta.