De esta manera, el dúo franco-húngaro alza su segundo 'grande' como pareja, después de conquistar el Abierto de Australia en 2018 -cayeron juntas en las finales de Wimbledon 2014, US Open 2018 y Australia 2019-. Además, es el tercer título de 'Grand Slam' para Mladenovic, que se coronó también campeona en París en 2016 junto a su compatriota Caroline Garcia.

Mladenovic y Babos necesitaron poco más de una hora para solventar un partido en el que solo cedieron en una ocasión su servicio. En la primera manga, resistieron a las tres bolas de 'break' a las que les sometieron las asiáticas, y enlazaron cuatro juegos ganados consecutivos para adjudicarse el parcial.

Ya en el segundo set, se adelantaron 2-0 y, aunque cedieron luego su saque, respondieron con un 'contrabreak' que resultó clave. En su segunda pelota de partido, sellaron su victoria final.