Salida del GP de Malasia
Alonso y Hamilton le ganan la partida a los Ferrari en la salida de Sepang (EFE). EFE
Pleno de McLaren en Sepang. Pese a que todo estaba a favor de Ferrari para imponerse en el circuito malayo de Sepang, los pilotos de Mercedes han demostrado que
no sólo el coche va a marcar la pauta esta temporada.

La salida, espectacular. Partían intercalados los dos Ferrari con los dos McLaren (Massa, primero. Alonso, segundo. Raikkonen, tercero. Hamilton, cuarto).

El semáforo se puso en verde y Alonso, que consideraba una sorpresa imponerse a cualquiera de los Ferrari en Malasia, se lanzó a por el liderato.

Alonso comenzó a marcar vueltas rápidas y Hamilton cumplió su papel de escudero de lujo a la perfección

No sólo lo consiguió en la primera curva sino que guió perfectamente a su compañero de equipo hasta la segunda posición -Hamilton siguió la estela del español con una gran maestría-. Le habían ganado la partida a Ferrari en el inicio, pero quedaba mucha carrera.

Alonso comenzó a marcar vueltas rápidas y Hamilton cumplió su papel de escudero de lujo a la perfección: hacer de tapón. Sensacional el piloto inglés, que mantuvo 'a raya' en todo momento a los dos de Ferrari. Primero a Massa, que intentó rebasarle de todas las formas posibles, pero nunca salió victorioso del duelo. Éste, de hecho, acabó con el piloto brasileño en la hierba, lo que le retrasó hasta la quinta plaza.

Era el turno para Raikkonen, que no inquietó en ningún momento a un Hamilton que se mantuvo firme y sin cometer errores hasta el primer repostaje.

Tras la primera parada en boxes la situación fue muy diferente: Alonso y Hamilton comandaban a placer y contra todo pronóstico una carrera que se suponía de 'dominio rojo'. Sólo quedaba la duda de si Raikkonen podría estirar lo suficiente su segunda parada como para pasar al 'novato' de McLaren, pero no fue así.

Massa, mientras tanto, seguía con su particular 'bestia negra'. Y es que el brasileño no pudo con un Nick Heidfeld que mantuvo un gran ritmo en carrera y ni siquiera pasó apuros con el de Ferrari siguiéndole los talones.

Raikkonen intentó llegar hasta Hamilton en las últimas vueltas, pero el inglés supo aguantar la presión

El segundo repostaje fue más de lo mismo, y de ahí al final todo fue coser y cantar para los 'balas plateadas', que hicieron un trabajo impecable para resolver la carrera a su favor en el primer tercio de la misma y dejaron 'en evidencia' a un equipo, Ferrari, que parecía más fiero antes de comenzar.

Aún así, Raikkonen intentó llegar hasta Hamilton en las últimas vueltas, pero el inglés supo aguantar la presión y cumplió el sueño impensable de conseguir su segundo podio en su segunda carrera como piloto de Fórmula 1.

Alonso, que fue el más rápido en pista durante casi toda la carrera, se alzó con la primera victoria de una temporada que promete mucho espectáculo.

Enlaces