Felipe Massa
El brasileño Felipe Massa, de Ferrari (Reuters). REUTERS

La lucha entre Ferrari y McLaren continúa. El brasileño Felipe Massa se hizo con la 'pole' en la tercera ronda de clasificación de los entrenamientos oficiales del Gran Premio de Malasia (1:35.043) y mañana partirá desde la primera plaza.

Fernando Alonso, que marcó los mejores registros durante la primera y la segunda sesión, sólo pudo ser segundo en la última y definitiva, por lo que compartirá la primera fila con el jefe de filas de Ferrari.

En la segunda ocurrirá lo mismo. Y es que el piloto finlandés de Ferrari, Kimi Raikkonen, partirá desde la tercera plaza, mientras que Lewis Hamilton (McLaren), que marcó el cuarto mejor tiempo, le acompañará un poco más retrasado en la salida del Gran Premio de Malasia.

El equipo BMW Sauber, que ya hizo una gran actuación en el Gran Premio de Australia, se confirma como la tercera escudería con opciones al colocar a Heidfeld y Kubica en la tercera y cuarta fila respectivamente.

Honda y Renault, mal

El mal comienzo de temporada de Honda ha vuelto a quedar patente al no haber clasificado a ninguno de sus pilotos para la última sesión de calificación. Barrichello ni siquiera pasó el primer corte y partirá desde la decimonovena posición, mientras que su compañero, Jenson Button, fue el penúltimo en la segunda sesión y lo saldrá desde la decimoquinta plaza.

Pero, sin duda, la sorpresa más negativa la ha dado Renault. Tras plocamarse por segundo año campeón de constructores, la escudería francesa pasa por un bache más profundo de lo que se pensaba tras la marcha de Alonso. Y es que el equipo de Briatore tampoco logró la clasificación para la última sesión, marcando Kovalainen y Fisichella el undécimo y el duodécimo mejor tiempo, mucho peor de lo esperado.

Una carrera con muchos alicientes

La de mañana, en cualquier caso, será una carrera con muchos alicientes. A todo lo que ya se sabe, habrá que sumarle la decisión de Ferrari sobre si cambia o no el motor de Raikkonen, con lo que el finlandés perdería diez puestos. Pero también entrarán en juego el combustible, los neumáticos, la posibilidad de lluvia en carrera, el calor sofocante en Sepang y un sinfín de estrategias que, sin duda, harán de la segunda prueba puntuable del mundial de Fórmula 1, una carrera para no perdérsela.