Paseando por el Circuit de Valencia
El presidente de la Comunidad Valenciana, Alberto Fabra, junto a la alcaldesa de Valencia, Rita Barberá, pasean po el Circuit de Valencia durante la celebración de una prueba de F1. EFE

Vecinos de Valencia, convocados por los sindicatos UGT-PV e Intersindical Valenciana, se han manifestado por las inmediaciones del circuito urbano de Fórmula 1 para protestar contra el "despilfarro" que a su juicio está realizando el Gobierno autonómico al organizar el Gran Premio de Europa.

Critican el deterioro en la prestación de servicios públicos como la educación o la sanidad

Bajo el lema "¿Fórmula 1? Las personas primero, no a los recortes", miles de personas –5.000 según los organizadores–han iniciado la marcha sobre las 11.00 horas, con un recorrido que fue autorizado por el Tribunal Superior de Justicia de la Comunitat Valenciana (TSJCV) el pasado viernes.

El tribunal estimaba hace dos días el recurso de UGT e Intersindical contra la decisión de la Delegación del Gobierno de modificar el recorrido de la manifestación, que finalmente ha partido de la plaza de Zaragoza y ha finalizado en la calle de la Industria, en las inmediaciones portuarias del circuito.

El portavoz de Intersindical, Vicent Mauri, ha valorado el respaldo judicial a esta convocatoria sindical, que interpreta a su vez como "un varapalo" a la delegada del Gobierno en la Comunidad Valenciana, Paula Sánchez de León.

Pérdida de empleo y servicios

La finalidad de esta marcha ha sido la "poner en evidencia la contradicción" de que mientras unos "están de fiesta y celebrando por todo lo alto la Fórmula 1, miles de personas ven peligrar su puesto de trabajo", ha explicado.

Más allá de la pérdida de su empleo, ha incidido, los valencianos están sufriendo el deterioro en la prestación de servicios públicos como la educación o la sanidad.

Mauri ha asegurado que eventos como la Fórmula 1 "no dan dinero a la ciudad, sino lo contrario: la Generalitat y el Ayuntamiento de Valencia tienen que poner dinero".

Al final de la protesta, se ha leído un manifiesto que, en esa misma línea, ha denunciado que en un momento "de profunda crisis económica" el Gobierno valenciano destine sus recursos a eventos que "no generan ni riqueza ni ocupación".