Vettel
Sebastian Vettel, piloto alemán de la escudería Red Bull. EFE

El piloto alemán de Red Bull, Sebastian Vettel, dio una vez más la sorpresa de la jornada después de quedarse fuera de la lucha por la pole en la Q3 del Gran Premio de China.

Campeón del Mundo en 2011, el líder de la escudería Red Bull no encuentra su mejor forma en la presente temporada. Su segunda posición en el Gran Premio de Australia se vio empañada en Malasia, donde solo pudo conseguir la undécima posición, y en la jornada oficial de entrenamientos en Shanghai.

Fuera de la Q3, Vettel se mostraba decepcionado. "No estoy contento de estar aquí. En realidad no hay ningún problema, porque estaba contento con la vuelta que hicimos antes pero no pude conseguir esas décimas necesarias para pasar. Tenemos una larga carrera por delante, las sensaciones del coche fueron buenas, y en ritmo de carrera deberíamos mejorar", aseguraba el piloto.

Vettel lucha esta temporada por su tercer Mundial con apenas 24 años, una situación que no le pesa. El alemán quiere más, y así lo demostró en pretemporada afirmando que seguía igual de hambriento. Pero la realidad es que su compañero Webber se ha mostrado más regular con el nuevo monoplaza de Red Bull. Sin marcas espectaculares, ha rondado el podio en carrera en lo que llevamos de temporada.

En el Gran Premio de China, Vettel se vio superado con creces por McLaren, Mercedes, Sauber, Lotus y el Ferrari de Alonso. Una situación que debe mejorar si quiere aumentar los cuatro puntos que posee en la clasificación Mundial en una situación que le podría alejar de la cabeza a las primeras de cambio.