La Corte Internacional de Apelaciones de la Federación Internacional de Automovilismo (FIA) se reunirá el 13 de septiembre para determinar la suerte del equipo McLaren Mercedes en el ya famoso caso del espionaje a Ferrari.

El pasado 26 de julio el Consejo Mundial de la FIA decidió no castigar a McLaren, pero reconociendo que el equipo de Ron Dennis había infringido el artículo 151c del código deportivo y se le advirtió de que podía ser expulsada del campeonato 2007 y 2008 si se demostraba que había utilizado información de Ferrari para influir en la competición.

Todos serán escuchados

Sin embargo, el presidente de la FIA, Max Mosley, tras esta decisión, anunció hace unas semanas su intención de traspasar a la Corte de Apelación de la entidad este caso de espionaje.

De esta forma, la Corte de Apelación escuchará el próximo 13 de septiembre, justo después del Gran Premio de Monza, a McLaren, Ferrari y cualquier otro participante en el Mundial que lo solicite para esclarecer este escándalo de espionaje entre ambas escuderías.

El organismo automovilístico, además, para mantener la "transparencia" durante este proceso y durante las audiencias, precisó que éstas serán abiertas a los medios de comunicación.