Silverstone
Circuito de Silverstone, donde se celebra el Gran Premio de Gran Bretaña. RED BULL RACING

Las consecuencias del Brexit afectan a muchos ámbitos de la sociedad actual europea, y el deporte no lo esquiva. Uno de los más afectados por la salida de Gran Bretaña de la Unión es la Fórmula 1, una disciplina nacida allí y con un carácter netamente británico.

Seis de las diez escuderías que la forman tienen su sede en Gran Bretaña. Todas menos Ferrari (Maranello, Italia), Toro Rosso (Faenza, Italia), Haas (Kannapolis, Estados Unidos) y Sauber (Hinwil, Suiza) parten del llamado 'valle del motor', ya que se encuentran alrededor del circuito de Silverstone, considerado el lugar de nacimiento de la propia Fórmula 1.

A ello hay que unir las numerosas fábricas de componentes de diferentes tipos que también se crean en Gran Bretaña, sin olvidar a los propios pilotos que tienen nacionalidad de allí, empezando por el actual campeón reinante Lewis Hamilton.

El temor es tal que desde la F1 ya han empezado a trabajar en alcanzar un acuerdo con la Primera Ministra Theresa May. David Richards, presidente del Motor Sports Association (el organismo que gobierna la competición automovilística en el Reino Unido), ha sido el encargado de encabezar las negociaciones con May. Según publicó Motorsport.com, tres equipos de Fórmula 1 se reunieron con Richards para trasladarle sus peticiones y sus temores, que giran fundamentalmente en torno al coste que supondría la salida y entrada de mercancías desde sus sedes hacia los Grandes Premios.

Desde el mundo del automovilismo están resignados a un Brexit pactado, si bien aún los hay que albergan esperanzas para que no se produzca. Mercedes, en boca del presidente del grupo Daimler Dieter Zetsche, ha publicado una carta (que han firmado en 'The Times' varios representantes de la sociedad alemana) dirigida al pueblo británico en la que directamente pidan que se cancele el Brexit y que se queden en la Unión Europea. La carta acaba con un elocuente "Desde el fondo de nuestro corazón, ¡queremos que os quedéis!".

La escudería Mercedes ha sido la encargada de compartir en sus redes sociales la carta de su presidente, con un mensaje claro. "Como equipo, competimos por Alemania. Pero trabajamos en Gran Bretaña. Y nuestra gente viene de todas partes del globo para perseguir su pasión", señalan los afincados en Brackley.