El curso, que concluirá este miércoles con un examen y el reparto de los diplomas, ha despertado aún más el interés de las autoridades filipinas, que ya han solicitado la ampliación del número de técnicos enviados y de zonas a cubrir.