Forlán
Los jugadores del At. de Madrid, Diego Forlan (2d) y Elias (d), celebran el primer gol del equipo rojiblanco. EFE

Tres goles de Diego Forlán dieron la victoria al Atlético en su visita a Tánger, donde jugó un amistoso contra el Raja Casablanca. Un encuentro que rehabilitó anímicamente al uruguayo, relegado a la suplencia en las últimas jornadas.

Forlán no marcaba desde el partido de Liga ante el Mallorca en el Vicente Calderón el pasado 16 de enero y hoy lo hizo por partida triple. Aunque sea un amistoso, Forlán lo necesitaba. Su autoestima estaba baja y vuelve de Tánger con la moral recargada.

Forlán fue el hombre del partido. Estuvo acertado. Sus disparos vieron puerta como hacía tiempo no lo hacían.

Tánger se volcó con el partido. La visita del Atlético despertó mucha expectación en la ciudad norteafricana y en un país donde se sigue con mucha atención el fútbol español.

Sólo hubo un equipo sobre el campo, el Atlético

No lo disimularon los seguidores del Raja Casablanca, líder de la liga marroquí y uno de los conjuntos más laureados y con más prestigio del país. Casi llenaron el coqueto nuevo estadio, con capacidad para 45.000 espectadores e inundaron de ambiente y color todo el encuentro, como si se tratase de una competición oficial en toda la regla.

Pero en el césped, el Atlético se mostró superior. Marcó en los primeros compases, en los que salió decidido a resolver e intimidar al rival. Por eso tuvo el control del partido y del balón.

El brasileño Elías, con un disparo desde fuera del área, y poco después Domínguez, con un cabezazo, estuvieron a punto de anotar en ocasiones que fueron el preludio del tanto de Diego Forlán, de un bonito disparo desde fuera del área tras un saque de esquina botado por Elías (m.11).

Pero el fútbol del Atlético, en el que hubo minutos para los no habituales y un carrusel de cambios en la segunda mitad, se resintió en la zona donde suele hacerlo. Cuando parecía que el segundo tanto llegaría. Berabah, una de las figuras del equipo de Casablanca aprovechó una falta de entendimiento entre De Gea y Domínguez para poner el 1-1 en el marcador en el minuto 35 y el éxtasis en unas enloquecidas gradas.

Siguió el recital

En la segunda mitad, sin embargo, Forlán sentenció. Anotó en los minutos 48 y 53 poniendo el punto final en el césped, pero no en la grada, que vitoreó los goles del uruguayo.

La Policía también se empleó a fondo en una de las gradas laterales

Tanto que tras anotar el segundo, un espectador saltó desatado al terreno de juego y logró abrazarse a Reyes. Poco después lo hizo otro y cerca del final un tercero. Los tres fueron reducidos duramente por la policía, aunque el último tardó en ser "cazado" lo que provocó hasta la sonrisa de los jugadores del Atlético, que miraban atónitos el inesperado espectáculo.

Por si fuera poco, la Policía también se empleó a fondo en una de las gradas laterales, en las que efectuó una carga contra los seguidores del Casablanca. Todo ello atrajo la atención de la tarde en los últimos minutos con el marcador ya sentenciado.

En lo deportivo, el Atlético se llevó el partido, pero el mejor regalo fue para Forlán, que salió fortalecido.

Ficha técnica

1 - Raja Casablanca: Yassine el Had; Omar, Amine, Oulhaj, Masloub; Baylac, Berabah, Coni; Aloudi, Souarri y Aboucharwan. En la segunda parte también jugaron Ataba, Salhi, Ouhakki, Metoualli, Eddanguir, Bemalem, Ismaili, Koko y Allas

3 - At. Madrid: De Gea (Joel m. 46); Valera, Domínguez, Perea (Ujfalusi m. 46 y Pulido por éste m.75), Antonio López (Filipe m. 46), Assuncao, Tiago (Raúl García m. 56), Noguera (Fran Mérida m. 46), Elías (Juanfran m.34 y Perea por éste m. 68); Diego Costa (Reyes m. 46 y Agüero por éste m. 75)) y Forlán (Borja m. 64)

Goles: 0-1: m. 11, Forlán. 1-1: m. 35, Berabah. 1-2: m. 48, Forlán. 1-3: m. 53, Forlán.

Arbitro: Chaibou Ibrahim (Nigeria).

Incidencias: Partido amistoso de inauguración del Nuevo estadio de Tánger que registro un lleno casi absoluto, con unos 42.000 espectadores en la grada. Con el partido, el Atlético concluyó la jornada en Tánger, en la que rubricó un acuerdo estratégico de colaboración con el Raja de Casablanca.