El entrenador del Gimnàstic de Tarragona, Paco Flores, ha admitido que se irá al acabar la actual temporada.

Cree que hablar de su futuro en el banquillo tarraconense es "una utopía" y explicó que el club debería trabajar ya en el próximo ejercicio: "Desde hace tiempo lo deberían haber hecho, porque el tiempo es básico para tener capacidad de acierto".

Flores explicó que el club no se le ha dirigido para planificar el futuro: "Emití mi opinión a finales de diciembre y no se me hizo caso, así que no tendría ningún sentido".

El entrenador grana se negó a desvelar sus planes. "Las cosas se dicen claras, se dicen o no se dicen y prefiero no decirlo. Mi decisión la tengo tomada desde hace tiempo", remarcó.

Flores esquivó las preguntas sobre la influencia en el rendimiento de los jugadores de los rumores sobre el futuro de cada uno de ellos la próxima temporada.

"Eso se le tendría que plantear a los jugadores, pero a mí no, sólo me preocupa lo que suceda a quince días vista", subrayó Paco Flores, a quien no le provoca "nada de vértigo" un posible descenso esta jornada.

"Cuando se compite, uno queda campeón y otro el último, pero creo que el fútbol está siendo injusto con nosotros", consideró de todos modos Flores.