El presidente de Conmebol: "Florentino me dijo que el Bernabéu está a disposición y gratis"

Alejandro Domínguez, presidente de Conmebol.
Alejandro Domínguez, presidente de Conmebol.
EFE

Alejandro Domínguez, presidente de Conmebol, explicó en rueda de prensa la decisión de llevar al Estadio Santiago Bernabéu de Madrid el partido de vuelta que va a determinar el ganador de la Copa Libertadores entre Boca Juniors y River Plate.

Después de la polémica suscitada, una crisis nacional en el país albiceleste, decidieron sacarlo del país para garantizar la disputa del partido y hacerlo en condiciones de seguridad. La elección de Madrid fue porque está considerada como "la ciudad con más población argentina del mundo que no sea Argentina". "Es la décima ciudad más segura del mundo. Es el aeropuerto con mayor conectividad de aeropuertos. Y es una ciudad con tradición de fútbol", argumentó el máximo dirigente del fútbol sudamericano.

La elección del Bernabéu se tomó en conjunto con varias instuticiones, a las cuales Domínguez agradeció su apoyo. "Quiero empezar agradeciendo al presidente de España, Pedro Sánchez, a Infantino, Ceferin, y mi amigo Florentino Pérez. Infantino y Ceferin fueron claves en el proceso de selección. Ambos son presidentes de los entes rectores".

Confesó una conversación con el presidente del Real Madrid. "Florentino me dijo que el Bernabéu está a disposición y gratis", dijo, antes de anunciar que "se va a crear un fondo con lo que se gane del partido que se va a utilizar para luchar contra la violencia en el fútbol".

Sobre las dudas que puede generar en Argentina llevarse un partido así tan lejos, Domínguez respondió que la gran "conectividad que hay en el aeropuerto de Madrid es importante". Lo que no quieren es que se repitan casos de violencia ni incidentes como los que se vivieron en los aledaños del Monumental.

"Me solidarizo con los que han sido agredidos, y con las familias. Mandemos un mensaje de paz y de amor. Si no tuviéramos un rival no sería un partido de fútbol. Como el mejor deporte del mundo, lo tenemos que cuidar. Y eso empieza por los jugadores, por los dirigentes, por las hinchadas. Esta es un situación excepcional y entendemos que la ciudad de Madrid reúne todas las necesidades", dijo, y condenó la violencia.

"La enfermedad no está en el que está en favor de algún club, sino en el que cree que eso está mal. Tengo una buena amistad con un montón de gente de River y de Boca. Condeno a quienes utilizan esta situación para decir que lo natural es malo. Cuenten con los dedos cuantos países no dejan que vayan países visitantes. En este partido va a haber hinchas de River y de Boca, que es lo normal y lo que tiene que inculcar el fútbol. Lo que está mal es lo otro, que no está dentro de esta cultura. La violencia tanto verbal como física", dijo, contundente.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento