La germana, de 17 años, fue intervenida en el Hospital General Conde S. Januario de Macao, y quedará ingresada en cuidados intensivos. Según detalló su padre desde el hospital, la piloto sufrió una fractura en la séptima vértebra cervical, sin daño en la médula espinal ni signos de parálisis al momento del comienzo de la operación.

Estos buenos presagios fueron confirmados por su equipo, el Van Amersfoort Racing, que informó que un equipo de especialistas estuvo "más de nueve horas para reparar su vértebra fracturada y quitar una astilla ósea, que estaba asentada peligrosamente cerca de su médula espinal". "La vigilancia del nervio muestra que sus funciones nerviosas vitales reaccionan bien, por lo que los signos iniciales dan una perspectiva positiva hacia su recuperación", detalló

"Superé bien la operación de once horas. Espero que a partir de ahora sólo mejore. Tengo que quedarme unos días más en Macao hasta que sea transportable", escribió Floersch, de 17 años, en sus perfiles oficiales en las redes sociales.

La germano dio "las gracias" a todos sus aficionados "por cada uno de los buenos deseos" que le enviaron y que "ahora" empieza a "leer". "Esto realmente me motiva y me da fuerza", admitió, sin olvidarse de "todos los que estuvieron implicados en el accidente". "Espero que todo el mundo esté sano", deseó.

"En el accidente hubo personas muy buenas, que todavía tengo en mi mente. Gracias por todas las palabras alentadoras y relajantes en esos duros minutos en mi coche. Un gran agradecimiento al personal médico aquí en Macao por el trato amable y profesional", añadió Floersch, que agradeció también el trabajo de la FIA, el apoyo de Mercedes AMG Petronas Motorsport y de los organizadores del Gran Premio.

"También un agradecimiento especial al Doctor Riccardo Ceccarelli y por último, pero no menos importante a mi equipo Van Amersfoort Racing. ¡Voy a volver!", sentenció la joven piloto alemana, que celebró que Dallara construyese "un chasis muy bueno" que soportó el gran impacto contra el muro.

Floersch perdió el control de su coche en la vuelta 4 de la prueba final de la Fórmula 3, con tan mala suerte que chocó contra el coche de Sho Tsuboi antes de salir catapultada. La alemana, que viajaba a más de 250 kilómetros por hora, voló más allá de las barreras de seguridad y chocó contra una valla.

Por ahora se desconocen las causas del accidente, que está siendo investigado por la Federación Internacional de Automovilismo (FIA). La carrera se detuvo tras el accidente y se reanudó una hora después.