Borja Valero
Borja Valero celebra uno de sus goles ante el Verona. EFE

El centrocampista español Borja Valero, autor de dos de los cuatro goles del conjunto 'viola', condujo este lunes al Fiorentina, con Gabriel Batistuta en la grada, a un importante triunfo (4-3) sobre el Hellas Verona, que permite a los de Florencia, quintos, afianzarse en los puestos europeos de la clasificación.

Una zona a la que aspiraba a entrar el cuadro veronés, sexto clasificado, de lograr vencer en el Artemio Franchi, que contó en la grada con la presencia del exinternacional argentino Gabriel Omar Batistuta, una de las máximas leyendas de la historia del conjunto florentino, con quien anotó más de 200 goles.

Espectador de lujo al que Fiorentina y Hellas Verona parecieron querer rendir homenaje con un trepidante arranque de partido, que se saldó con cuatro goles (2-2) en los primeros quince minutos de juego.

Un cuarto de hora en el que brilló por encima de todos Borja Valero, que si en el minuto cinco adelantó a los locales en el marcador (0-1) con un disparo desde fuera del área, diez más tarde, en el quince, devolvió la igualada al tanteador (2-2) con otro remate lejano.

Fiesta goleadora a la que se unió a dos minutos para la conclusión del primer tiempo el peruano Juan Vargas, que volvió a adelantar (3-2) al Fiorentina, con un potente remate cruzado desde el vértice del área ante el que nada pudo hacer el meta visitante Rafael.

Goles y más goles entre los que no podía faltar el del delantero local Giuseppe Rossi, máximo realizador del campeonato italiano, que firmó su duodécimo tanto de la temporada al transformar a los 53 minutos el penalti (4-2) cometido por el serbio Bosko Jankovic, que vio la segunda tarjeta amarilla por tocar el balón con la mano en el área.

Una expulsión que acabó con las esperanzas de puntuar del Hellas Verona, que pese a volver a marcar (4-3) a los 72 minutos por mediación del brasileño Jorginho, no dio nunca la sensación de poder empatar ante un Fiorentina, que rindió el mejor homenaje posible a Batistuta con goles y más goles.

Higuaín se reencuentra con el gol

El Nápoles rompió la racha de tres derrotas consecutivas, dos en la Liga y una en la Liga de Campeones, que había descolgado a los del español Rafa Benítez de la lucha por la primera plaza, tras imponerse por 2-4 al Lazio con dos goles del argentino Gonzalo Higuaín.

Una victoria balsámica para el conjunto napolitano y, sobre todo, para el delantero Higuaín, que volvió a marcar tras cuatro encuentros ligueros sin ver portería, y el primero en jugada desde que anotó el pasado 22 de septiembre en San Siro ante el Milán.

Desde entonces el internacional argentino, que suma ya siete goles en el calcio, tan sólo había logrado anotar desde el punto de penalti, como el doblete que firmó desde los once metros ante el Torino en la novena jornada.

José Callejón hizo su octavo tanto del campeonato, tras un perfecto robo de balón del belga Dries Mertens, que permitió al exjugador del Real Madrid plantarse sólo ante el portero y sentenciar el partido en los instantes finales.