El Barça, campeón de Copa
Los jugadores del FC Barcelona celebran su triunfo en la final de la Copa del Rey. EFE

Messi y diez más. Y encima buenos. Cuando el de Rosario está en el terreno de juego y su estado de forma es como el actual, el Barcelona es imbatible. Así de sencillo. Messi tardó 20 minutos en echarse el partido a la espalda y con un gol propio de un astro, abrió una final en la que el club azulgrana apenas sufrió y pudo permitirse pensar en el próximo sábado, cuando se juega la final de la Champions y el triplete.

El Athletic, por su lado, se mostró blando en exceso y no mostró señales de dominio en ningún tramo del encuentro.

Salió el Athletic más valiente y peleón, con Aduriz y Williams creando sensación de peligro ante un Barça que se sintió, probablemente por primera vez en su historia, visitante en el Camp Nou. En el minuto 9, de hecho, la presión de ‘Vascotelli’ casi provoca un fallo de Ter Stegen con consecuencias fatales.

Pero claro, el Barça estaba enfrente. Justo después, dio un aviso con un gol anulado a Neymar por un fuera de juego muy justo. Esa jugada hizo despertar a los de Luis Enrique y le recordó al Athletic quién tenía enfrente. Poco a poco, el Barcelona se hizo con la posesión del balón y el control del partido.

Con ese escenario, salió el actor protagonista de siempre: Lionel Andrés Messi. El rosarino, que está, para alegría del barcelonismo, muy enchufado, abrió el marcador con una jugada personal en la que regateó a cuatro rivales y disparó seco con la zurda, ajustado al palo de Herrerín. Un golazo digno del evento.

Pudo sentenciar el Barça minutos después con un balón que se le fue largo a Suárez cuando encaraba y con una pelota que sacó Herrerín cuando Neymar iba a remachar un centro de Suárez. Hubo una tercera, en un saque de falta que remató Piqué en el área pequeña que el guardameta del Athletic sacó brillantemente. Con media hora de juego, el Barça hubiera podido sentenciar la final.Seis minutos después, una triangulación entre Messi, Rakitic y Suárez acaba con centro del uruguayo que remata a placer Neymar para hacer el 2-0.

Orgullo del Athletic

El partido parecía finiquitado, pero antes del descanso, los vascos sacaron algo de orgullo y Williams mandó una bola al larguero. Otro atrevimiento. En el 43, de nuevo Herrerín salvó un gol de falta directa de Messi y con eso se llegó al descanso.

En la reanudación, la primera noticia fue la salida de Iniesta, algo tocado. Luis Enrique pensó en Berlín y dio entrada a Xavi. El Athletic, mientras, se aferraba al hecho de que un gol le metía en la final. Coincidió este hecho con que el Barça o, mejor dicho, Messi, levantó el pie del acelerador.

El partido se enfrió hasta que cuando quiso y como quiso, el Barça lo liquidó: En el minuto 73, Dani Alves centraba desde su banda y Messi, adelantándose a la bisoñez de la defensa vasca, mandaba el balón a la red con un solo toque. Partido acabado.

Cuando los jugadores del Barça empezaban a pensar en la celebración (y Luis Enrique en Berlín, porque quitó a Suárez), un centro de Ibai Gómez fue cazado por Williams de cabeza, peinando hacia atrás, sorprendiendo a Ter Stegen. Quedaban diez minutos. El gol le dio espuelas a los vascos, que empujaron un poco más, pero con más fe que fortuna.

Es el 27º título copero del Barça, que tiene ya en la mano el doblete (el sexto en su historia) y que aspira, dentro de siete días, a lograr ante la Juventus en Berlín el triplete y su quinta Champions.

Ficha técnica:

1 - Athletic Club: Herrerín; Bustinza, Etxeita, Laporte, Balenziaga; Iraola (Susaeta, min.57), San José, Beñat (Iturraspe, min.74), Rico (Ibai, min. 74); Williams y Aduriz.

3 - FC Barcelona: Ter Stegen; Alves, Piqué, Mascherano, Alba (Mathieu, min.77); Busquets, Iniesta (Xavi, min.55), Rakitic; Messi, Suárez (Pedro, min.77) y Neymar.

Goles: 0-1, min.20: Messi. 0-2, min. 36: Neymar. 0-3, min.74: Messi. 1-3, min. 79: Williams.

Árbitro: Velasco Carballo (Comité Madrileño). Mostró cartulina amarilla Piqué (min.42), Iraola (min.43), Balenziaga (min.58), Williams (min.67), Iturrasè (min.86), Neymar (min.87) y a Busquets (min.90).

Incidencias: Unos 95.000 espectadores asistieron a la final de la Copa del Rey jugada en el Camp Nou. Presidió el partido Felipe VI. En el palco de honor se encontraban, entre otras personalidades, el presidente de la Generalitat, Artur Mas, el lehendakari vasco Iñigo Urkullu; el ministro de Educación, Cultura y Deporte, José Ignacio Wert; así como los alcaldes de Barcelona, Xavier Trias, y el de Bilbao, Ibon Areso.