Jennifer Hermoso dispara para anotar el 1-1 ante los Estados Unidos en el Mundial de Francia
Jennifer Hermoso dispara para anotar el 1-1 ante Estados Unidos en el Mundial de Francia RFEF

El Consejo de la Federación Internacional de Fútbol (FIFA) aprobó por unanimidad la ampliación del número de selecciones nacionales que tomarán parte en el Mundial femenino, competición que pasará de tener 24 a 32 equipos participantes.

Este cambio entrará en vigor en la próxima edición de la competición la siguiente edición del torneo en 2023, cuya sede no se conocerá hasta el primer trimestre de 2020.

"El sorprendente éxito del Mundial de este año en Francia deja muy claro que es la hora de mantener el impulso y tomar medidas concretas para fomentar el crecimiento del fútbol femenino. Me alegra ver que esta propuesta, primera de muchas, se haga realidad ", destacó el presidente del máximo órgano del fútbol, Gianni Infantino.

El mandamás de la FIFA aseguró que "la expansión llega mucho más allá de los ocho equipos adicionales. Significa que, a partir de ahora, docenas de federaciones organizarán su programa de fútbol femenino sabiendo que tienen una posibilidad realista de clasificarse. El Mundial es el detonante más poderoso para la profesionalización, pero ocurre una vez cada cuatro años y es solo la cúspide de una pirámide mucho más grande".

Por ello, los objetivos van más allá de la Copa del Mundo a ojos de Infantino: “Todos tenemos el deber de hacer el trabajo preliminar y fortalecer la infraestructura de desarrollo del fútbol femenino en todas las confederaciones".

El interés que despierta la próxima cita mundialista puede verse reflejado en la predisposición de nueve países para organizarla, ya que Argentina, Australia, Bolivia, Brasil, Colombia, Japón, Nueva Zelanda, Sudáfrica y Corea del Sur, en candidatura conjunta con Corea del Norte, solicitaron a la FIFA la posibilidad de acoger el evento.