La fiesta de un jugador del West Ham acaba con un apuñalado y un policía atropellado

  • La fiesta de Kyel Reid casi desemboca en tragedia.
  • Acabó en un altercado donde casi 40 personas se liaron a botellazos.

La fiesta de cumpleaños de Kyel Reid, jugador del West Ham United que juega cedido en el Blackpool, estuvo a punto de acabar de una manera que seguro nada tenía que ver a como lo había planeado el futbolista.

Según informa The Mirror, la tragedía rondó la fiesta del internacional inglés en categorías inferiores. Más de cien invitados a la celebración, que acabó con un apuñalado en el cuello y un policía atropellado por un coche.

Y es que nada menos que unas cuarenta personas invitadas se liaron a botellazos. Uno de los testigos del altercado lo explica así al diario inglés: "El suelo estaba teñido de sangre y cubierto de cristales rotos. Ha sido un milagro que nadie muriese".

Mostrar comentarios

Códigos Descuento