Malcom
Eric Abidal (i), Malcom (c) y Jordi Mestre (d), durante la presentación del jugador como nuevo futbolista del Barcelona. EFE

Real Madrid y FC Barcelona han gastado una cifra similar en los jugadores que han incorporado este verano: 128,5 millones de euros los blancos por 126 millones los azulgranas. Por lo visto hasta ahora, se trata de una inversión destinada a ampliar la profundidad del banquillo y no tanto una apuesta por futbolistas llamados a contar con un gran protagonismo a corto plazo.

Ninguno de los cuatro fichajes del Real Madrid ha debutado aún en competición oficial. Ni siquiera el fichaje con mayor cartel, Thibaut Courtois (35 millones), que de momento espera su turno en el banquillo. Más complicado lo tiene Andriy Lunin (8,5 millones), el portero ucraniano de 19 años al que se busca equipo para jugar cedido.

Álvaro Odriozola (40 millones) está llamado a ponerle las cosas difíciles a Dani Carvajal, pero una lesión en el abductor a finales de la pretemporada le ha impedido dejarse ver por ahora. Julen Lopetegui, que ya le hizo debutar en la Selección, cuenta con él. No tanto con Vinícius Junior (45 millones), que este domingo debutó con el Castilla en Segunda B. El atacante brasileño de 18 años entrenará con el primer equipo pero jugará con el filial cuando Lopetegui no le incluya en sus planes.

Arturo Vidal, el más utilizado

En el FC Barcelona, ninguno de sus cuatro fichajes ha sido titular aún en Liga. Entre todos, suman 50 minutos en dos partidos. Uno de ellos, el central francés Clement Lenglet (36 millones), ni siquiera se ha estrenado en el torneo, a pesar de que sí fue titular en la Supercopa, al igual que Arthur (31 millones).

El refuerzo más utilizado por Ernesto Valverde en estas dos jornadas es Arturo Vidal (18 millones), el único de los nuevos que ha intervenido en ambos partidos. Jugó 7 minutos ante el Deportivo Alavés en el Camp Nou y 18 en campo del Real Valladolid, el pasado sábado. En total, 25 minutos.

Los brasileños Arthur y Malcom sólo han saltado al campo en un partido. El centrocampista procedente de Grémio jugó 15 minutos frente al Alavés, mientras que el extremo llegado del Girondins (41 millones) se estrenó con 10 minutos en el José Zorrilla.