Tennis Miami Open - Day 6
Tennis Miami Open - Day 6 Mario Houben/CSM via ZUMA Wire/d / DPA

"Claro, me sentiría muy orgulloso de pode ser capitán de Copa Davis. También entiendo que eso queda muy lejos y hay jugadores que tienen que estar por delante. Primero tengo que formarme como profesional en la enseñanza", valoró Ferrer en declaraciones a la web oficial del Mutua Madrid Open.

"Me siento feliz por cómo ha sido esta transición de aceptar que iba a dejar de jugar, que este iba a ser mi último año hasta el momento actual", explicó el alicantino, destacando que "siempre hay un poco de miedo a los últimos torneos". "Yo me siento competitivo, estoy jugando en los torneos que me han dado más cariño y que más me ilusionan. Gracias a la carrera que he tenido puedo mirar hacia atrás y sentirme orgulloso por todo lo conseguido", analizó.

En este sentido, Ferrer destacó que "una de las cosas" que hacen sentirse "más orgulloso" es abandonar la competición "con mucho cariño del tenis", así como poder marcharse "contento y feliz" en el momento que él ha escogido para hacerlo.

"Mucha gente se retira por lesiones o porque, quieras o no, uno no puede competir con los mejores. O no está al nivel que querría. Físicamente yo no estoy al nivel que querría, pero tenísticamente me encuentro muy bien. Poder acabar con buenas sensaciones era primordial para mí. En ese aspecto es como que mi etapa se ha cerrado. Soy consciente de que dejaré de jugar a tenis y de que son mis últimos torneos. Pero el David Ferrer tenista ya no es el tenista profesional. Ya estoy formando parte de otro momento de mi vida", reflexionó.

En cuanto a los motivos para elegir Madrid como escenario de su retirada, subrayó que en esta ciudad siempre le han "tratado de forma increíble". "A la gente le encanta el tenis y le tengo mucho cariño a la ciudad. Juego en casa, tengo la oportunidad de hacerlo en un Masters 1.000 y están los mejores jugadores. Para mí, tener la ocasión de acabar disputando un torneo donde están los mejores jugadores es lo que quiero", dijo.

Además, Ferrer no sorprendió al revelar el jugador más difícil al que se ha enfrentado en su carrera. "Para mí, Federer. Cambiaba los ritmos y me volvía loco. Igual le hacía sudar como a muchos jugadores, pero nunca tenía oportunidad para poder ganarle", reconoció sobre el suizo.