David Ferrer celebra su triunfo sobre Gasquet
David Ferrer celebra su triunfo sobre Gasquet en el Másters de Shanghai (Reuters). Nir Elias / REUTERS

David Ferrer está en estado de gracia: solventó el decisivo partido contra el francés Richard Gasquet en la Copa Másters de Shanghai con una autoridad incuestionable y un tenis perfecto.

El alicantino venció por 6-1 y 6-1 en poco menos de una hora y se metió en las semifinales de la Copa Másters en su debut en la competición.

Ferrer demostró que es el jugador más en forma de los ocho que están en Shanghai

 

Ferrer culminó con maestría el pleno español en Shanghai y de paso le hizo un favor a su amigo Rafa Nadal, pues su victoria también clasificaba al mallorquín.

Ferrer no tuvo rival en el francés y barrió casi desde el principio: aunque empezó el partido perdiendo su servicio, demostró que es el jugador más en forma de los ocho que han acudido al torneo y encadenó ocho juegos consecutivos. A partir de ahí todo fue coser y cantar.

Favorito

Queda mucho por delante, nada menos que unas semifinales y una final , pero si Ferrer sigue jugando así no sería extraño que se llevara el torneo.

Ante Gasquet, el tenista español desplegó todas sus virtudes: clase, talento, fuerza y concentración. Bien pertrechado en el fondo de la pista, Ferrer sacó a relucir la potencia de su derecha. Muy concentrado, colocaba las bolas donde quería, manejaba el ritmo del partido a su antojo.

Lo de Ferrer fue toda una exhibición: impresionante en el saque, rápido en los movimientos, ágil en la red, clarividente en el golpeo... todo fueron virtudes, demostraciones de un talento que en Shanghai se ha desbordado.