La justicia rechaza la denuncia de Ferrari contra la FIA

  • Ferrari no estaba de acuerdo con el nuevo reglamento para la temporada 2010 de la Fórmula 1.
  • Un tribunal de París ha dado la razón a la FIA.
  • Considera que el asunto debe ser tratado por instancias de arbitraje internacional.
Mosley declara ante los medios de comunicación.
Mosley declara ante los medios de comunicación.
AGENCIAS

Ferrari no se ha salido con la suya en su pulso a la FIA por su disconformidad con el nuevo reglamento para la temporada 2010 de la Fórmula 1, ya que el juez del Tribunal de Gran Instancia de París validó hoy los cambios reglamentarios introducidos por la Federación Internacional de Automovilismo.

El magistrado desestimó la demanda interpuesta por la escudería italiana al considerar que no es competente sobre el fondo del asunto, y que debe ser tratado por instancias de arbitraje internacional. Ferrari había pedido que el juez actuara de urgencia, pero el magistrado indicó que "no hay ningún daño inminente que haya que prevenir ni cambio manifiestamente lícito al que haya que poner fin".

La escudería había pedido que se anulara el nuevo reglamento de la Fórmula 1 ideado por la FIA, al considerar que no había podido ejercer su derecho a veto contra el mismo, tal y como establece el Pacto de la Concordia, por el que se rige la Fórmula 1.

El límite de presupuesto, el punto en discordia

El magistrado señaló que Ferrari tuvo tiempo de ejercer su derecho de veto en el seno de Consejo Mundial del Deporte del Automóvil, algo que la escudería no hizo, y se declara incompetente para establecer si era válido el momento en el que Ferrari quiso imponer su veto, algo que asegura, deben hacer otras instancias.

El principal punto de desacuerdo se refiere a la intención de la FIA de limitar el presupuesto de cada equipo a 45 millones de euros, sin contar los gastos de patrocinio y el sueldo de los pilotos, a partir del año próximo.

Ningún competidor puede anteponer sus intereses por encima de los del deporte en que compite (Mosley)

La escudería italiana amenazó con no inscribirse en el Mundial del año próximo si la FIA no flexibilizaba el calendario para introducir esa limitación presupuestaria, algo que también hicieron Renault, Toyota, Red Bull y Toro Rosso.

La intención del presidente de la FIA, Max Mosley, pretende introducir las limitaciones presupuestarias a partir del año próximo para facilitar la llegada de nuevos equipos, que en poco tiempo puedan estar listos para disputar los Grandes Premios, como Lola y USF1.

"Ningún competidor puede anteponer sus intereses por encima de los del deporte en que compite. La FIA, los equipos y los propietarios de los derechos comerciales de la Fórmula Uno (Bernie Ecclestone), pueden ahora seguir trabajando para asegurar la viabilidad de la Fórmula 1 para 2010 y en adelante", ha comentado Mosley tras la sentencia.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento