Fernando Muslera
Fernando Muslera, portero de Uruguay, falla en el segundo gol del partido contra Francia. EFE

Francia ganaba 0-1 a Uruguay, y no sólo eso. También estaba siendo mejor. La selección charrúa, siempre entregada, tenía media hora por delante para conseguir al menos un gol que llevara el partido a la prórroga. Pero una acción inesperada acabó por condenar su destinon en el Mundial de Rusia 2018.

En el minuto 61, Antoine Griezmann intentó el disparo desde la frontal; sin demasiado peligro, aparentemente. Nadie podía esperar que un tiro así se convirtiera en el 0-2, tras una tremenda cantada del portero Fernando Muslera, que recordó a la de Loris Karius, del Liverpool, en la última final de la Champions League, a disparo de Gareth Bale.

Al meta uruguayo no le falta experiencia. A sus 32 años, juventud para un portero, disputa su tercera Copa del Mundo. Por eso sorprende más su error garrafal, colocando mal el cuerpo para tratar de rechazar de puños, quedándose sin una red de seguridad si, como sucedió, el balón sale rebotado hacia donde no debe.

El 0-2 terminó de hundir a Uruguay, para la que ya pintaba especialmente mal por el 0-1 de Varane y el dominio de Francia en casi todas las fases del partido desde el inicio.

Apoyo de Pepe Reina

Muslera, portero del Galatasaray, encontró sólo unos minutos después la solidaridad de un colega, el español Pepe Reina. El nuevo jugador del AC Milan culpó de acciones como esta al diseño de los balones modernos: "Vamos a seguir 'inventando' balones, sí, sí... que a los porteros nos va a parecer cada vez más fácil 'intuir o adivinar' las trayectorias. ¡'Espectáculo' se busca de otro modo!", escribió en su perfil de Twitter.