Fernando Alonso
El piloto español Fernando Alonso. Captura de imagen

Fernando Alonso cree que las 500 millas de Indianápolis "podría ser la victoria más importante" de su carrera. El piloto español participará por segunda vez en la mítica prueba el próximo 26 de mayo. "La Indy500 es la carrera más grande del mundo en cuanto a adrenalina, en cuanto a emoción, en cuanto a ambiente que tenemos ese día. Ver a 300.000 personas en un circuito animando a 33 pilotos que corren 500 millas a la velocidad más alta a la que se puede ir en automovilismo es único", ha dicho en un vídeo publicado por el equipo McLaren.

El asturiano se ha marcado como objetivo lograr la Triple Corona, tras haber conquistado ya el Gran Premio de Mónaco de Fórmula 1 y las 24 Horas de Le Mans: "Ahora este carrera es muy importante para mí porque la Triple Corona está muy cerca. Sólo me queda una carrera para lograrla", comenta.

"Obviamente la Fórmula 1 fue mi vida y mi sueño durante mucho tiempo en mi carrera. Luego me di cuenta de que tenía potencial para hacer más cosas. Intenté ser competitivo en carreras icónicas y, ahora, ganar las 500 Millas algún día, si lo hago, probablemente puede ser parte de la historia del deporte. Es muy tentador", ha añadido.

Avería en 2017

Hace dos años Alonso ya disputó esta prueba, aunque no pudo acabar por una avería mecánica: "Creo que la experiencia de 2017 debería ser muy beneficiosa en cuando a controlar tus emociones. Una vez que pasas de ser novato y vives todos esos momentos, será beneficioso para mí para prepararme mejor para la carrera. Este año es especial volver. Son dos semanas de pura magia".

El bicampeón del mundo de Fórmula 1 reconoce el reto físico de competir en la Indy 500: "Son 500 Millas. Es una carrera muy larga. Sólo tomas curvas a izquierda. Supone un gran esfuerzo físico que probablemente es mayor que el que exige una carrera de Fórmula Uno, con la dirección asistida y las ayudas a la conducción de que disponemos allí. Aquí es un poco más básico. Todo el esfuerzo lo pones tú mismo".

"Para esta carrera hay que configurar todo en función de los deseos del piloto. Es un gran reto, pero me siento orgulloso del equipo, por cómo hemos ido preparándolo, paso a paso, con un buen programa, con gente de mucho talento. Deberíamos estar listos", agrega.