Fernando Alonso
El Toyota de Fernando Alonso, durante una prueba del WEC. EFE

Fernando Alonso está listo para las 1.000 Millas de Sebring, sexta prueba del Mundial de Resistencia, que se disputa el próximo fin de semana en esa ciudad de Florida (Estados Unidos). El piloto asturiano ha pasado todo el fin de semana realizando test privados en el circuito, algo necesario dado que se trata de la única prueba desconocida (hasta ahora) del calendario para Toyota.

"Han sido dos días libres de problemas que le han dado buena información al equipo y que nos ayudará la próxima semana. Ya veníamos bien preparados antes y ahora los estamos incluso mejor, así que estoy contento", dijo a los periodistas Alonso, que lidera el Mundial junto a sus compañeros Sebastien Buemi y Kazuki Nakajima al volante del TS050 Hybrid #8.

"Ha sido positivo poder probar con más tráfico en comparación con nuestro test anterior”, añadió Alonso respecto a la anterior prueba, que Toyota realizó en solitario. “Esto nos ayuda a aprender cómo gestionarlo en esta pista. Han sido dos días productivos en términos de aprendizaje y seguimos afinando los reglajes y entendiendo mejor los neumáticos".