Fernando Alonso
El piloto de McLaren Fernando Alonso. EFE

El piloto español Fernando Alonso afirma, en la semana del Gran Premio de Bahréin, que, pese a comenzar el año con un esperanzador quinto puesto en el de Australia, no pueden permitirse el lujo de dormirse en los laureles.

Después de un buen inicio de temporada Alonso está "con muchas ganas de estar en Bahréin" y de sentarse "de nuevo al volante".

"Australia nos ha dado buenas sensaciones y espero que podamos mantener este impulso durante estas dos carreras que vienen en semanas consecutivas", afirma Alonso sobre las dos próximas citas, en Bahréin y China.

"Sé que el equipo está trabajando duro en la fábrica para que vayan saliendo las actualizaciones que están planeadas. Éstas, además del trabajo de desarrollo que estamos llevando a cabo en el chasis y la unidad de potencia, serán fundamentales para extraerle más rendimiento al coche", agrega el bicampeón mundial español.

"No podemos dormirnos en los laureles. Las carreras de Bahréin y Shanghái son exigentes para el coche y es importante que mantengamos una buena fiabilidad si queremos maximizar nuestro potencial", explica.

"La competencia es feroz y tenemos que seguir empujando para conseguir más puntos", concluye Alonso.

Boullier: "El resultado de Albert Park fue un empujón"

Por su parte, el director de McLaren, Eric Boullier, ha afirmado que el quinto puesto de Alonso en Australia fue el empujón que el equipo necesitaba en el arranque del Mundial de Fórmula 1.

"En cuanto al desarrollo del coche estamos trabajando duro para traer actualizaciones a los dos próximos grandes premios que esperemos ayuden a nuestros chicos a plantar cara", dijo Boullier.

"No podemos dar nada por hecho y sabemos que, a pesar de haber rendido mejor que en los últimos tiempos, también nos beneficiamos de las circunstancias a nuestro alrededor", dijo al recordar la carrera en el circuito Albert Park.

"Nuestros principales objetivos están más arriba en la parrilla de salida, así que sabemos que hay trabajo por hacer. El resultado en Albert Park fue el empujón que necesitábamos todos pero ahora tenemos que pasar página, mirar hacia delante y seguir empujando", afirma.