"Quién me iba a decir que íbamos a conseguir cinco victorias este año, cuando estaba entrenando en invierno, después de lo difícil que fue el pasado, que iba a liderar el mundial desde la segunda carrera y ya hasta la once o la doce, de momento está todo saliendo mucho mejor de lo que nadie esperaba y que siga este sueño", comentó el líder del mundial.

Sobre lo que le hace falta para ser campeón del mundo, Fernando Alonso dijo que: "Para ser campeón se necesitan catorce victorias, supongo, si faltan nueve carreras y ganas las nueve eres campeón y ya está. Lo único que hay que hacer es lo máximo, a veces se gana, a veces no se gana, a veces van bien las cosas y otras veces no y para ver cuanto hace falta y cuanto no hace falta hay que esperar a que falten tres o cuatro para coger la calculadora y ver lo que pasa".

En el día de hoy pensar en el campeonato cuando estamos en el ecuador del mundial es un suicidio

"En el día de hoy pensar en el campeonato cuando estamos en el ecuador del mundial es un suicidio, hay que hacer lo máximo, unas veces tendremos alegrías, saldrá todo bien y otras veces menos alegrías y habrá que reponerse lo antes posible, porque en estos días y en este mes especialmente, no hay tiempo ni para celebrar victorias, ni para disgustarse, porque la semana que viene tenemos otra carrera", añadió el asturiano.

La carrera fue difícil, porque el viento estuvo muy inconstante

Para Alonso, que lideró la prueba desde la primera a la última vuelta la carrera: "fue difícil, porque el viento estuvo muy inconstante toda la carrera, había veces que nos daba de cara en la recta y otras veces de espalda y cambiaba mucho en las curvas rápidas el comportamiento del coche, pero a partir de la vuelta diez, en la que tenía quince segundos sobre Jarno (Trulli), seguí tirando hasta la vuelta veinte que tenía de gasolina, para ver cuanto podía conseguir, creo que paré con casi veintiocho segundos de ventaja y eso es casi insalvable".

A partir de ese momento: "Empezamos a reducir revoluciones, a ahorrar un poco de neumáticos y ha hacer ya una carrera un poco más controlada", señaló Alonso que cuenta con 24 puntos de ventaja sobre el finlandés Kimi Raikkonen.

Con respecto a la tensión que hubo en el podio, donde los tres pilotos no intercambiaron ni una sola palabra, ni se saludaron dijo que: "somos los máximos rivales ahora mismo en este mundial y el ambiente es mucho más tenso en el podio con Kimi y con Michael, que con Trulli, por ejemplo".

Sobre si le había sorprendido la remontada de Kimi Raikkonen, explico que: "habíamos hecho algunas simulaciones de carrera y en todas estaba Kimi en el podio, así que sabíamos que podía hacer una buena carrera, pero también veíamos que estaba Giancarlo (Fisichella) acompañándonos, o Montoya. Michael Schumacher quizá ha sido el gran beneficiado de los problemas de los demás".

Si no hubieran penalizado a Raikkonen con la perdida de diez puestos por la rotura del motor el viernes, Alonso cree que la carrera "hubiera estado mas difícil, no se quién habría ganado, en crono ellos iban más rápido porque demostraron hoy que iban muy cargados en la primera parada, es decir que habrían conseguido la "pole", pero luego en carrera, viendo los tiempos, tampoco es que hubiese gran diferencia y teniendo en cuenta desde que la vuelta veinte tiramos por la borda medio segundo por vuelta, creo que iba a estar muy apretado".

NOTICIAS RELACIONADAS: