La alucinante preparación de Alonso para Le Mans: ¡16 horas de cámaras on-board!

Fernando Alonso celebra en el podio de una de las carreras del WEC.
Fernando Alonso celebra en el podio de una de las carreras del WEC.
Toyota Gazoo Racing

Fernando Alonso ya se encuentra en Le Mans, donde este domingo va a participar en la jornada de test obligatorios para la gran cita de las 24 horas. El piloto asturiano admite estar "muy emocionado" por rodar por fin este fin de semana, después de una primera toma de contacto en bici.

"El simulador es muy distinto, porque no notas las cuestas. Será muy interesante en el coche. Ya di una vuelta aquí con un Ferrari antiguo en 2015, cuando di la salida, y fue una vuelta difícil porque no me sabía el circuito. Pero no me acuerdo mucho. Los primeros dos minutos estas en una recta larga, sin gradas ni nada y ya dudas si estás en la pista o en una escapatoria o qué (risas). Espero tener una mejor experiencia mañana, que me aprenda más la pista y que me divierta más", señaló, en una comparencia ante los medios en el amplio motorhome del Toyota Gazoo Racing.

Para preparar la cita de Le Mans, Alonso se lo ha tomado muy en serio. Tanto, que se dio un auténtico maratón de 16 horas de la carrera del año pasado en cámaras onboard, y no vio más porque en Toyota tuvieron problemas en el coche y hubo un buen rato que estuvieron en el garaje. "Eran todas las horas que tenía para ver", bromeó.

"He visto también algunas carreras del pasado, algunos vídeos, como la pole de Kobayashi... Mucha preparación con el equipo, con muchos test de simulador... Creo que estamos todo lo preprados que podemos, pero las condiciones reales serán diferentes. Es bueno tener estos test, porque el fin de semana de la carrera tenemos el tiempo muy limitado y podremos tener más tiempo en pista en estos test", destacó el español, satisfecho por cómo llega.

Nueve semanas seguidas viajando

La paliza que se va a dar Alonso es destacable. Sólo por viajes, el español va a pasar nueve semanas seguidas de carrera. "Desde el martes de la semana de Mónaco, voy a tener nueve semanas seguidas de carreras: Mónaco, aquí, la próxima en Canadá, Le Mans, luego el GP de Francia, Silverstone, Alemania, Hungría... Muchos viajes. Los próximos días volveré a casa para estar un par de días antes de irme a Canadá el martes. El domingo después de la carrera volveré aquí, y espero estar aquí a las 9 del lunes de la semana de Le Mans", relató, con resignación.

Los test de este domingo van a ser fundamentales para que Alonso se ponga al día en una pista tan difícil como mítica como Le Mans. "Tendré algunas tandas más largas que mis compañeros, pero creo que acabaremos el día con un poco más de vueltas, aunque no mucho más del 10%. Mi sesión será sólo acumular vueltas y aprenderme el circuito, y mis compañeros tendrán que hacer el trabajo de 'set up' porque ellos están más acostumbrados a la velocidad. Es un trabajo de equipo mañana. Siento no poder probar más cosas importantes, pero no podré completarlo, pero para eso somos un equipo", reiteró.

Esa es la sensación general: la labor conjunta al lado de Sebastien Buemi y Kazuki Nakajima va a ser fundamental. Para Alonso, todo el aprendizaje que consiga este domingo será fundamental, ya que siente que tiene muchos puntos que maximizar. "Aún puedo mejorar en rendimiento puro, porque el coche aún tiene cosas que puedo descubrir y nuevas formas de conducir para sacar lo máximo. Sobre la carrera, la integración en el equipo, los procedimientos, la estrategia, los pitstops...", admitió, pero se siente "muy contento por cómo van las cosas". "Estamos cerca de la perfección en algunas cosas como equipo", dice.

El cambio con respecto a su labor en la Fórmula 1 es radical, porque lógicamente aquí parte como uno de los grandes favoritos y por la propia idiosincrasia de las carreras de resistencia. "Me encantaría adelantar coches en F1 como lo hago aquí (risas). Pero no es el caso. Allí es mucho más difícil. Aquí, en cierto sentido, es mucho más fácil gestionar el tráfico. Es más difícil para los GT's, que son adelantados en cada vuelta y tienen que mirar a los retrovisores y adelante. Para nosotros, que somos los que adelantamos, es más fácil. Si eres novato y estás en el coche más rápido, es más fácil que si eres novato y empiezas en GT's", explicó.

Fernando Alonso, Antonio García y Miguel Molina, los tres pilotos españoles que van a disputar las 24 horas de Le Mans, recibirán el banderazo de salida de otra leyenda del deporte español: Rafa Nadal. "Rafa, para todos nosotros, para los españoles, es alguien especial y una referencia. Estamos muy orgullosos de tenerle aquí como un embajador de España. Para todos es un momento en el que estaremos orgullosos", dijo Alonso.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento