Roger Federer
Roger Federer logró su sexto Wimbledon y batió el récord de Grand Slams de Pete Sampras. Stefan Wermuth/EFE

El suizo Roger Federer, número 2 del mundo, tuvo que sufrir durante cinco sets durísimos ante un Andy Roddick castigador para proclamarse por sexta vez campeón de Wimbledon y hacer historia, al convertirse en el primer jugador que gana 15 títulos de Grand Slam.

En un apasionante encuentro en la pista Central, el helvético, que superó la marca que compartía hasta ahora con Pete Sampras de 14 "grandes", necesitó nada menos que 4 horas y 16 minutos frente al estadounidense, sexto favorito, para sellar el resultado por 5-7, 7-6 (6), 7-6 (5), 3-6 y 16-14 en la que fue su séptima final consecutiva en el All England Club.

Roger Federer sigue batiendo todos los récords históricos del tenis mundial

Además, el suizo sumó su vigésima final de un "grande", otra marca que bate, superando al estadounidense de origen checo Ivan Lendl, en una final que presenció Sampras desde el palco de la "Catedral".

Como colofón, con la victoria en Wimbledon Federer arrebata a Rafa Nadal el número 1 del mundo

El guión del partido no fue el que todo el mundo había previsto, con un Federer arrasador. Roddick se llevó el primer set y el suizo sólo logró llevarse las dos siguientes mangas en el tie-break. Roddick se llevó el cuarto y el encuentro se decidió en un épico quinto set, en el que Federer necesitó jugar nada menos que 30 juegos.

Hombre-récord

Con el número 1 otra vez en su propiedad (a partir de este lunes), Federer ha vuelto a reeditar marcas históricas. Suma ya 15 títulos de Grand Slam -el único jugador que atesora ese número hasta la fecha-, superando al estadounidense Pete Sampras, con el que compartía récord (con 14 "grandes").

Su encuentro con Andy Roddick en la "Catedral" fue su séptima final consecutiva en esta competición y permitió al campeón de Roland Garros atesorar su sexto trofeo en el SW19.

El Federer que hoy se imponía a Roddick vuelve a ser el maestro de la superficie verde, el que se preocupa por ver cómo evolucionan sus estadísticas meteóricas y al que temen todos los jugadores del circuito.

En la Central, acumuló el sexagésimo título en su carrera, algo que le pone a la par de Andre Agassi en la Era Open.

Tras dejar atrás un bache que le costó su privilegiado lugar en lo alto de la lista de la ATP -en favor de Nadal-, al solventar, airoso este último escollo de Wimbledon, Federer batió otra marca al apuntarse la vigésima final de un Grand Slam, récord que compartía, hasta ahora, con Ivan Lendl (con 19).