Roger Federer
Roger Federer AGENCIAS
El tenista suizo Roger Federer dice que es más difícil llegar al "número uno" del tenis mundial que mantener esa posición, que él ocupa desde 2004, una vez desplegados y adaptados todos los recursos físicos y mentales a cada situación.

Federer cree que todavía puede mantenerse en la cúspide del tenis tres años más porque su "juego está muy bien organizado" y se siente "perfectamente preparado" y sabe "cómo evitar las lesiones", dijo a la prensa suiza.

En una entrevista concedida a la revista económica helvética Bilan, Federer, que ya apreció que podría ser un genio, reconoció que habitualmente "es más difícil repetir algo que se consigue por primera vez", pero recordó que, en su caso, nunca ha estado "en situación de perder el primer puesto".

La clave es adaptar mi juego. Otros jugadores tienen sólo uno o dos golpes... yo tengo más posibilidades".

El éxito del tenista, nacido en Basilea en 1981, reside en su labor y trabajo constante durante años para desarrollar y adaptar todos sus recursos a cada partido, jugador y situación.

"La clave es ir adaptando cada vez mi juego", señala a esa revista el 'crack', de 26 años, para quien "a diferencia de otros jugadores, que a lo mejor tienen sólo uno o dos golpes con su raqueta", él tiene "más posibilidades, más facetas".

El suizo estableció un nuevo récord al permanecer 162 semanas consecutivas como número uno del mundo del ránking ATP, eclipsando la plusmarca de Jimmy Connors hace 30 años.

 

Pagani destaca su armonía

Federer no tiene la altura del también suizo Marc Rosset, ni la potencia del estadounidense Andy Roddick, y aún menos los músculos del español Rafael Nadal, pero, según su preparador físico, Pierre Pagani, domina todas las facetas de un tenista profesional.

"Algunos brillan por su mentalidad, otros por sus calidades atléticas, otros por sus habilidades técnicas, pero Roger las domina todas y es el que consigue armonizarlas mejor", agregó Pagani.

Para conservar ese gran estado de forma, que le ha convertido ya en un mito de la historia del tenis, Federer ha mejorado en los últimos años la calidad de los entrenamientos, ahora "más cortos e intensos" y ha modificado la planificación de las temporadas.

"Dedico tres periodos a mi preparación en diciembre, en febrero y en julio, tras el torneo de Wimbledon. Antes de cada una de ellas hago vacaciones, lo que me permite llegar descansado y fresco mentalmente y evitar lesiones", explicó.

Poseedor del récord de mayor número de victorias consecutivas sobre césped (48), Federer ha llegado a "relativizar las victorias y las derrotas", pues ya no tiene "nada que demostrar". Asegura que nunca se cansa de los éxitos y siempre se emociona al ganar un torneo.

Encuesta

¿Es Roger Federer el mejor tenista de todos los tiempos?

Sí. Su palmarés ya le sitúa como el más brillante.
42,25 % (439 votos)
Si mantiene este nivel hasta que se retire, así será.
41,58 % (432 votos)
No. Tiene que mejorar aún para optar a ese privilegio.
4,62 % (48 votos)
No. De ningún modo. Otros han sido mejores que él.
11,55 % (120 votos)