Federer besa el trofeo del Abierto de Australia
Federer besa su cuarto trofeo en un Abierto de Australia. EFE

El suizo Roger Federer se hizo este domingo con el Abierto de Australia, por cuarta vez en su carrera al derrotar en la final al británico Andy Murray, por 6-3, 6-4 y 7-6 (11).

Federer logró decimosexto título del Grand Slam (el que más tiene) al vencer a Murray en una magistral exhibición de juego, resolviendo en el tercer parcial después de ir abajo 2-5, salvando luego cinco bolas de set en el desempate, y apuntillando a la tercera bola de partido en dos horas y 41 minutos.

Murray compitió en su segunda final de un grande, pero como en la del Abierto de EE.UU. de 2008, también ante Federer, no fue capaz de ganar un set. Al finalizar el encuentro, el británico ha roto a llorar preso de la impotencia que, a buen seguro, ha sentido al verse en la final con la mejor versión de Federer.

El tenis británico continúa por tanto su agonía en el Grand Slam y después de 74 años sigue sin encontrar al sucesor de Fred Perry, último jugador que ganó un grande (Abierto EE.UU. 1936).

El suizo se convirtió así en el quinto jugador, desde que comenzó la era Open en 1968, en ganar cuatro títulos individuales en Australia. Antes lo lograron Roy Emerson (6), Andre Agassi, Jack Crawford y Ken Rosewall, con cuatro.

La derrota de Murray coloca al serbio Novak Djokovic como número dos del mundo, por primera vez en su carrera. Murray será el tercero y el español Rafael Nadal cuarto el próximo lunes.