Roger Federer
Roger Federer con la copa de campeón del Abierto de Australia (EFE). EFE
El suizo Roger Federer señaló tras obtener su tercer Abierto de Australia, que efectivamente pueden llamarle genio, y que Rafael Nadal es el jugador a batir en Roland Garros, su infierno por el momento.

"Creo que soy el mejor jugador de tenis del mundo, y podéis llamarme genio porque me impongo a muchos de mis rivales, a cada uno de forma diferente, ganando incluso sin jugar lo mejor que sé. Todo eso hace que lo sea y es agradable", dijo Federer.

Sólo hay un único Rafa, entre los diez primeros al menos, y entre los dos también

"Creo que físicamente es muy fuerte", dijo sobre Nadal, "y ha crecido en esta superficie. Después de ganar 60 partidos seguidos en tierra tiene una gran confianza, y sabe cómo hay que jugar. Cubre la pista muy bien, además es zurdo. Y todas esas combinaciones le hacen muy duro. Es un gran jugador y yo disfruto viéndole en tierra. Me encantó retarle la pasada temporada, los tres partidos que tuvimos fueron fantásticos y disfruté mucho".

"Sí, sólo hay un único Rafa, entre los diez primeros al menos, y entre los dos también", bromeó.

Tuve que adaptarme al juego de Fernando, que ha hecho que sea más difícil atacarle


Sobre la final ante Fernando González, el helvético tuvo claro que fue un proceso de adaptación a su rival. "Tuve que adaptarme al juego de Fernando, que ha cambiado y ha hecho que sea más difícil atacarle", dijo el campeón. "Debió ganar el primer set, aunque eso no hubiera sido un problema. Intenté decirme, 'juega tu juego, le has ganado nueve veces en nueve partidos. Sé agresivo. No le des puntos gratis", continuó.

El partido pudo ser distinto

Federer admitió que los dos puntos de set de Fernando González pudieron ser claves y que de haberlos aprovechado el chileno, todo hubiera cambiado. "Podría haber sucedido", dijo, "no sé si fueron el momento del cambio, pero creo que él hubiera tomado una gran ventaja y habría jugado mas suelto luego, y habría tenido más oportunidades".

Mis decisiones siempre parecen correctas y por eso es tan difícil ganarme

"Yo quizás hubiera estado con más presión. Pero lo cierto es que manejé la situación bien, porque sabía que no eran bolas de partido, solo 'set points'", continuó.

"Acabó funcionando bien, aunque fuera un partido difícil. Estoy orgulloso de haberlo conseguido otra vez. Mis decisiones siempre parecen correctas y por eso es tan difícil ganarme. Si yo no fuera yo, estaría impresionado de ver al mismo tío ganando siempre", admitió el suizo, que se reconoció inspirado al principio de su carrera por Boris Becker y Stefan Edberg.

Ahora, a por Roland Garros

Federer reconoció que ahora sueña con completar el Grand Slam.

"Ahora estoy cerca de nuevo de ganar los cuatro consecutivos. Esto es lo que está en mi mente ahora hasta que llegue el US Open. Roland Garros es desde luego, el próximo grande para mi. Será interesante ver como lo voy a hacer ahora allí. Cada año he dado un paso mas, alcanzando las semis y la final, acercándome a Rafa (Nadal)", dijo.