La pelota vivirá el domingo en el Atano III donostiarra la cita más importante del año. La final manomanista mediará a Abel Barriola y a Aimar Olaizola en la lucha por la txapela. Y la cátedra afronta el partido con tiento. Nadie es favorito y las apuestas saldrán a la par. De llegar al cartón 22, Barriola, que este campeonato ha recuperado el poder de hace años, se haría con la txapela que ya consiguió en 2002. Pero Olaizola II, que el año pasado perdió la final contra Irujo, también ha demostrado que se toma en serio el campeonato. El ambiente está asegurado. El frontón estará a rebosar a pesar de los precios, entre 50 y 140 euros.